Las plantillas de las policías Nacional y Local de Avilés prevén cubrir dos tercios de sus vacantes

Las plantillas de las policías Nacional y Local de Avilés prevén cubrir dos tercios de sus vacantes
Agentes de la Policía Nacional y la Policía Local en una intervención en José Manuel Pedregal. / LVA

El Cuerpo Nacional espera la incorporación a corto plazo de un máximo de once agentes y el local abrirá este año un proceso selectivo con nueve plazas

J. F. GALÁN AVILÉS.

La recuperación en el recorte de efectivos derivado de la crisis aún no ha llegado a las plantillas policiales adscritas a Avilés. Atendiendo al catálogo de la Policía Nacional y a la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento faltan 46 agentes, 37 en la Policía Nacional y nueve en la Local, inmersa en un proceso selectivo encaminado a cubrir las vacantes en el plazo de año y medio. Entre ambos cuerpos suman 228 agentes, a los que se suman los aproximadamente 140 números de la Guardia Civiles adscritos a la Capitanía de Avilés, que abarca ocho concejos.

El catálogo de la Policía Nacional recoge 155 agentes. A día de hoy hay 118 en ser vicio, a la espera de que se resuelva el concurso de méritos convocado a nivel nacional, que en un principio incrementará en once de escala básica los efectivos adscritos a la comisaría de la calle Río San Martín. La situación tampoco es exclusiva de la ciudad. El referido catálogo asigna al Principado 1.603 agentes operativos, número que según los sindicatos policiales se reduce a 1.310.

Con independencia de los refuerzos que lleguen gracias al concurso de méritos, los sindicatos policiales consideran «muy reducida» la dimensión de la plantilla. También hacen hincapié en que desde que se abre una convocatoria hasta que los nuevos agentes se incorporan a sus destinos «pasan cerca de tres años», por lo que todo indica a que la plantilla se mantendrá estable en los próximos años.

La Policía Local

De los 110 agentes que forman la plantilla de la Policía Local seis han pasado a segunda actividad, lo que significa que desempeñan su labor profesional en puestos municipales ajenos a la policía. Por tanto, tras la reciente incorporación de seis agentes y de dos subinspectores, los efectivos se quedan en 104, uno de ellos liberado sindical y otro asignado a Alcaldía como conductor. La media de edad es de 48 años.

La previsión es que antes de final de año se abra un proceso selectivo para cubrir otras siete plazas de agente y dos de subinspector, con lo que en verano de 2019, fecha en el que entraría en servicio, la plantilla alcanzaría los 119 agentes el número establecido en la Relación de Puestos de Trabajo. Incluye a los seis que están en segunda actividad. Conservan sus plaza, por lo que la Ley impide cubrirlas. Entonces solo quedaría una vacante, la de comisario, función que desempeña de forma provisional el intendente, Rafael Rodríguez. El sindicato Sipla, el mayoritario, cifra en 140 «el número mínimo de agentes necesario para cubrir el servicio con garantía».

Los sindicatos consideran «muy reducidos» los efectivos disponibles

Al margen de la plantilla, la Policía Local ha reforzado sus medios materiales. Todos los agentes cuentan con chaleco antibalas a la medida, y recientemente se han adquirido cincuenta teléfonos móviles con 25 impresoras asociadas. También cuenta con etilómetros y equipos para realizar test de drogas, y ha modernizado su parque móvil, doce motos, ocho turismos -dos de ellos camuflados- y un furgón de atestados.

La evidente modernización que experimenta la Policía Local responde a las tareas que ha ido asumiendo en los últimos años. Poco queda ya de aquellos guardias urbanos que se limitaban a controlar el tráfico y poco más. Trabaja en estrecha colaboración con la Policía Nacional y con la Guardia Civil, y entre sus competencias figuran la investigación de accidentes y de delitos relacionados con la seguridad vial, la observancia de las ordenanzas municipales y de algunas de ámbito regional, por ejemplo relativas a menores, tenencia de animal o espectáculos públicos.

También tiene tres agentes especializados en violencia de género y otros tantos trabajan en información judicial. Se estructura en dos unidades, la operativa de servicios, que se dedica a seguridad ciudadana y tráfico, y la administrativa y de servicios especiales, en la que se integra el centro de control de tráfico.

Integrada en la Comandancia de Gijón, la Capitanía de Avilés de la Guardia Civil tampoco se ha quedado al margen de los recortes. Abarca ocho municipios -Castrillón, Corvera, Llanera, Gozón, Soto del Barco, Candamo e Illas, además de Avilés- y su cometido es extenso, desde resguardo fiscal del Estado, medio ambiente, armas y explosivos, seguridad vial, policía judicial y seguridad ciudadana, centrada en el área rural. También asume la vigilancia del centro penitenciario de Villabona, del puerto y del aeropuerto, en este caso con la colaboración de agentes de la Policía Nacional adscritos a la Policía de Avilés.

Menos infracciones

A la espera de que conocer el informe anual, los últimos datos estadísticos publicados por el Ministerio del Interior reflejan que el número de infracciones penales denunciadas en Avilés en los primeros nueve meses de 2017 se redujo un 7,3% en relación al mismo período del año anterior. Por tipología, descienden todos salvo los relacionados con la libertad e indemnidad sexual, que crecen un 75%, de cuatro a siete, dos de ellos catalogados como agresión sexual con penetración.

El descenso registrado en Avilés es superior al de Asturias, un 2%. Así, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre se registraron 1.414 frente a 1.537 en el mismo periodo del año anterior. La de mayor incidencia es el hurto, 439, la cuarta parte del total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos