La Plataforma por los Servicios Públicos recaba apoyos para el Museo de la Memoria

El movimiento ha elaborado un documento que presentará a los agentes sociales y sigue adelante en su lucha contra la SGAE

C. R. AVILÉS.

La Plataforma por los Servicios Públicos de la comarca de Avilés sigue adelante con su propuesta de reconvertir la Quinta de Pedregal en un Museo de la Memoria para lo que ha redactado un documento que trasladará a las fuerzas políticas, sindicales y sociales de las que espera unas respuestas que trasladará a las corporaciones locales y a la Junta General del Principado de Asturias. «El objetivo de estas reuniones previas es establecer una línea informativa con acuerdos consensuados en un debate público que fortalezca la propuesta de la creación de un Museo de la Memoria, que debe contar con un amplio respaldo político y social», explicó ayer la plataforma a través de un comunicado.

La plataforma espera agilizar la ronda de conversaciones de forma que a principio de otoño, cuando se celebrará su asamblea general popular, se pueda definir una hoja de ruta.

Recuerdan que el Museo de la Memoria es una propuesta encuadrada dentro de la Ley de Memoria Histórica que asume la plataforma, en tanto que sociedad civil, «por la falta de interés y el incumplimiento de la administración pública». Con este museo, el organismo espera «otorgar a los represaliados y sus familias la dignidad que le corresponde a una sociedad que sufrió ignominias, torturas y fusilamientos durante décadas de dictadura franquista».

Exención del pago a la SGAE

En otro orden de cosas, la plataforma tampoco abandona su batalla en contra de la tasa que debe pagar toda asociación de vecinos o comisión de festejos a la SGAE por la contratación de las actuaciones musicales por lo que solicitará una reunión con el consejero de Cultura, Genaro Alonso. Recientemente, el Ayuntamiento de Avilés ha llegado a un acuerdo con la Sociedad General de Autores para que todas las asociaciones y comisiones de la ciudad puedan acogerse al convenio por el que este impuesto baja del 7% del coste de la contratación al 5,25%.

Para la plataforma no es suficiente y trata de eximir a estas entidades de un pago que considera injusto puesto que son «entidades sociales que, en su inmensa mayoría, mantienen sus actividades lúdicas y festivas gracias al apoyo municipal, vía subvenciones y exención de gastos facilitándoles materiales, sin los cuales, en un periodo de tiempo más bien corto, todas estarían abocadas al cierre por falta de recursos».

Tras una reunión con el consejero que dan por segura, la plataforma trasladará el contenido a las asociaciones inmersas en esta lucha y seguir debatiendo el diseño de nuevas acciones. El objetivo final es la modificación de la ley, algo que tendrá que hacer el Congreso.

Fotos

Vídeos