El Pleno insiste en que las educadoras de infantil formen parte de la plantilla municipal

Un grupo de educadoras siguió el debate entre el público asistente al pleno municipal. / MARIETA
Un grupo de educadoras siguió el debate entre el público asistente al pleno municipal. / MARIETA

Somos, IU, Ciudadanos y Ganemos rechazan la propuesta técnica para archivar el expediente en contra del gobierno, que solicitará nuevos informes

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El Pleno municipal de Avilés insistió ayer en que las educadoras infantiles figuren en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) después de que los votos de Somos, IU, Ciudadanos y Ganemos rechazasen la propuesta defendida por el PSOE para archivar la creación de la figura de técnico de educación infantil, una propuesta que fue aprobada el pasado mes de abril por los grupos de la oposición. El Partido Popular fue la única formación que se abstuvo. De esta manera, la situación del personal de las escuelinas entra en un bucle administrativo, toda vez que regresan a la situación previa al Pleno celebrado ayer sin que su estado se modifique lo más mínimo.

La propuesta llegó a Pleno con informes contrarios de tres técnicos. Desde la Secretaría municipal se recordaba que la administración local carece de competencias en este campo, por lo que no cabe crear ese puesto en la plantilla municipal. Intervención destacaba que no existían fondos para cubrir esas plazas, por lo que no se podía informar. Por su parte, Recursos Humanos rechazaba la posibilidad de incrementar la plantilla municipal en virtud de la legislación estatal, tanto en los vigentes Presupuestos Generales del Estado como por las diferentes normativas congelando las plantillas de las administraciones locales.

En este contexto, nada más terminar la votación, la alcaldesa, Mariví Monteserín, anunció que el gobierno solicitaría los informes jurídicos necesarios para dar al gobierno «seguridad» en la ejecución del acuerdo plenario. Como todo indica que los técnicos municipales no modificarán su criterio ya que el marco legislativo no ha cambiado, la situación se mantiene igual que antes del Pleno, con el gobierno subrayando que su intención es mantenerse dentro de la legalidad. De hecho Raúl Marquínez, concejal de Recursos Humanos, insistió en su intervención en que el conflicto respondía fundamentalmente a un problema de «reivindicaciones salariales» y que se debían abordar en la mesa de negociación con los sindicatos.

Vía negociadora

La alcaldesa, Mariví Monteserín, destacaba la importancia de la vía negociadora para mejorar las condiciones salariales de las trabajadores, además de recordar la «complejidad» del problema que, por ser de competencia autonómica, debía abordarse desde el Principado para «armonizar» en toda la región un recurso que se ha desarrollado con éxito. Monteserín también recriminó a IU que no mantuviese el discurso de Avilés en aquellos concejos donde gobierna, como Castrillón y Mieres, y afronta el mismo problema.

El Partido Popular, a través de su portavoz adjunta, Ana Bretón, defendió que la gestión de las escuelas infantiles correspondía al Principado y por lo tanto esa administración debía asumir al personal. Por esa razón, los populares optaban por la abstención, sin entrar al debate concreto de la RPT, al contrario que los otros tres grupos de la posición.

Primitivo Abella, concejal de Somos Avilés, reclamó la incorporación de las trabajadoras asegurando que «los informes de los técnicos no hablan de ilegalidad; la primera vez que aparece es en el artículo de Manuel Campa en LA VOZ DE AVILÉS», afirmó. El edil invitó al gobierno a acudir a los tribunales «si la incorporación es ilegal», defendiendo la necesidad de crear el puesto en la plantilla municipal «para dignificar sus condiciones de trabajo».

La portavoz de Izquierda Unida, Llarina González Moreno, calificó como «intolerables» los informes de los técnicos municipales, especialmente el de Recursos Humanos, asegurando que no había ningún problema en crear el puesto y «posteriormente traspasarlo al Principado cuando asumiese las escuelas», acusando al gobierno de tratar de intoxicar.

Por su parte, Carmen Pérez Soberón, portavoz de Ciudadanos, también lamentó el contenido los informes técnicos, criticando que «no nos indicasen una hoja de ruta, parece el informe de un asesor del concejal».

Desde Ganemos, Agustín Sánchez insistió en la necesidad de incorporar a las trabajadoras a la RPT para «asegurar que personas con igual categoría cobren de la misma manera».

Más

Fotos

Vídeos