Podemos denuncia esperas de seis meses para viviendas de emergencia

Rosa Espiño y Eva Menéndez, ayer en el Valey . / MARIETA

En Castrillón hay alrededor de veinte personas en espera para que se les adjudique un piso del parque público del Principado

M. PICHEL AVILÉS.

En Castrillón hay una veintena de personas registradas para acceder a una de las viviendas de necesidad de emergencia del parque público del Principado, según las cifras facilitadas por el grupo municipal de Castrillón sí Puede. Desde Podemos consideran la existencia de estos listados como «irregular e ilegal», en palabras de la diputada autonómica de la formación Rosa Espiño, quien lo explicó ayer en Piedras Blancas, junto a la portavoz del grupo en el concejo, Eva Menéndez.

«Entendemos que estas listas son una ilegalidad. Vamos a solicitar un informe jurídico al ayuntamiento, porque creemos que es una ilegalidad», señaló Eva Menéndez, que recordaba que en Castrillón hay veinte personas aguardando a que se les adjudique una de esas viviendas, y «en algunos casos, llevan más de seis meses esperando». Se preguntaba cómo es posible que una persona que cumpla «todos los requisitos» de acceso a uno de esos pisos del parque público del Principado tenga que renovar su solicitud pasado un año. «¿Cómo va a tener que esperar un año por su vivienda?», añadía la portavoz.

Rosa Espiño recordó que «es el Principado el que tiene competencia exclusiva en materia de vivienda», y cuestionó el sistema por el que se presenta la solicitud en los ayuntamientos. «Porque no estamos hablando de familias que puedan esperar, sino de situaciones de fuerza mayor, por desahucios, violencia de género...», resaltó, y consideró que a «estas familias se las pone en listas de espera de necesidad». Por ello las calificó de «ilegales e irregulares», al identificarlas como una especie de «ranking de exclusión», e interpretar que vulneran el derecho a una vivienda digna. Además, aseguró, «ocultan una realidad estadística, y es el raquítico parque de vivienda pública en Asturias, solamente diez viviendas por cada mil habitantes».

Según los datos que aportó Rosa Espiño, del 2013 al 2016 se denegaron en Asturias 109 solicitudes de vivienda por emergencia que cumplían los requisitos, con un parque de 262 viviendas vacías, pendientes de reparación. La última adjudicada en Castrillón fue el 29 de junio, según indicó Eva Menéndez, que pidió al ayuntamiento conocer el número de viviendas públicas vacías en el concejo. Desde su grupo solicitaron a la Consejería la desafección de las viviendas de los maestros, y les fue denegada, porque serán utilizadas para aumentar las aulas en los centros rurales.

Fotos

Vídeos