La polémica de la Comida en la Calle aviva las críticas al gobierno local

La Comida en la Calle del año pasado fue multitudinaria. / PATRICIA BREGÓN
La Comida en la Calle del año pasado fue multitudinaria. / PATRICIA BREGÓN

Somos acusa al PSOE de «engañar a la ciudad con el récord y seguir engañando con las explicaciones» sobre la popular fiesta

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Todos los partidos de la oposición han reprochado al gobierno su «mentira y engaño» después de que anteayer el grupo municipal de Somos desvelase que la pasada edición de la Comida en la Calle no había sido inscrita en el 'Libro Guinness de los Récords' en contra de lo anunciado en su día. «El PSOE se burló de la ciudadanía avilesina y dañó la imagen de la ciudad», declaró ayer Primitivo Abella.

El edil de Somos cargaba contra la respuesta del concejal de Promoción Económica, Manuel Campa, que ayer decía que no se iba a registrar por el coste económico. Además, el edil socialista aseguraba que el alto número de registros impide que se publiquen todos o se suba información de ellos en la web.

«La respuesta de Campa empeora la situación. En la web de Guinnes se pone como ejemplo de 'récords que no son aceptados: mayor número de personas comiendo/bebiendo algo a la misma vez». Además, Abella cita la web de la organización internacional para desmentir la afirmación de Campa de que el Ayuntamiento no había solicitado la inscripción para ahorrar coste. «La solicitud de registro para récords que ya existen es totalmente gratuita a través de nuestro proceso estándar», explica la web.

Más información

Por todo esto, Somos considera que el gobierno promocionó «algo que no es verdad: un récord Guinness». Primitivo Abella considera que el PSOE «debería disculparse con la ciudadanía, con la gente que disfruta y siente la Comida en la Calle y pasa la noche durmiendo al raso para conseguir la inscripción».

Para Abella, el PSOE bate récords «de torpeza, de mala gestión y capacidad de contar mentiras en menos tiempo. No son de Guinness, pero la ciudadanía avilesina se los reconoce».

Crítica al PSOE

Por su parte, desde el Partido Popular, Reyes Fernández Hurlé, calificó el suceso como «una chapuza más del gobierno socialista y de la concejala de Festejos. Creíamos que esta concejalía había tocado fondo pero resulta que había un subsuelo. Desde el Partido Popular instamos a la concejala a que de la cara y salga a dar explicaciones».

Hurlé reclamó un cambio radical al PSOE. «Estamos hartos de tantos errores. ¿Cuál será el próximo?», se pregunta. La edil también reclamó ayer al gobierno que modificase el sistema de inscripción para la Comida en la Calle.

«Parece propio de la Edad Media más que del siglo XXI. Existen medios electrónicos y formas de evitar que la gente lo pase mal», aseguró.

Para la portavoz de IU, Llarina González Moreno, se trata de un «escándalo» de un «gobierno que trata de engañar a la gente», gastando para ello 4.000 euros. «Es increíble que destinen tanto dinero para una cortina de humo», afirmó, «intentan engañar a la gente sin un motivo aparente. No hacen nada positivo por la ciudad y, cuando lo intentan, no logran nada», afirmó.

Llarina Moreno lamentó que fuese el concejal de Promoción Turística, Manuel Campa, y no la concejala de Festejos, Ana Hevia, el que diese las explicaciones. «No entiendo el motivo», afirmó. Desde Ciudadanos, la concejala Carmen Pérez Soberón aseguró que reclamarán más datos e información sobre ese gasto. «Fue algo que ilusionó a todo el mundo y todos los avilesinos se comprometieron. No se deben crear falsas ilusiones», aseguró.

El concejal de Ganemos, Agustín Sánchez, criticó esta situación que es fruto «de una política enfocada en hacer las cosas de cara a la galería, del triunfalismo y de buscar ponerse medallas». El edil no negó que las fiestas repercutiesen directamente en la actividad económica de la ciudad, pero argumentó que su organización debe hacerse «pensando más en su esencia y en que la gente disfrute».

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos