La Policía busca imágenes de la agresión de la Comida en la Calle

La Policía busca imágenes de la agresión de la Comida en la Calle
Marcelino González en la cama del HUCA, donde permanece hospitalizado. / LVA

La brigada judicial de la Policía Nacional en Avilés investiga quién golpeó a Marcelino González causándole la pérdida de visión en el ojo izquierdo

EVA FANJUL AVILÉS.

La brigada judicial de la comisaría de la Policía Nacional de Avilés investiga la agresión al hombre que ha perdido la visión de un ojo tras ser golpeado la noche del Lunes de Pascua, día de la Comida en la Calle, mientras intermediaba en una pelea en la avilesina plaza de El Carbayedo. Entre otros indicios, los agentes investigarán las imágenes que puedan existir del momento de la agresión y que puedan arrojar alguna información que conduzca a la identificación y detención de los agresores.

De hecho el herido, Marcelino González Álvarez, un minero retirado de 60 años de edad, vecino de Riosa, ha solicitado la colaboración ciudadana para localizar a los agresores y pide a todas aquellas personas que fueran testigos de la agresión y puedan aportar algún dato o imagen relevante que se pongan en contacto con él a través del número de teléfono 689032315. Por el momento, «ya se ha producido alguna llamada», explican, y aunque tanto la víctima de la agresión como su mujer comprenden que «para la gente es un asunto muy delicado y pueden tener inquietud por comprometerse esperamos que alguien de el paso y nos ayude porque ha sido algo muy grave y seguro que mucha gente lo vio o incluso lo grabó con el móvil», incide Natividad Ozuna, la mujer del agredido.

La brigada judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Avilés busca a los agresores

Fue precisamente ella, la que ayer por la mañana formalizó la denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional de Oviedo ya que su marido permanece hospitalizado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) desde la noche del Lunes de Pascua, cuando ocurrieron los hechos.

A primera hora del martes Marcelino González fue intervenido quirúrgicamente en el ojo que «quedó completamente destrozado», según aseguró desde la cama del hospital. El traumatismo ocular que le provocaron los golpes le ha llevado a la pérdida total de la visión de su ojo izquierdo. Según le ha explicaba ayer su esposa, «le han explicado que debe estar tranquilo y esperar unos días para ver cómo evoluciona el ojo tras la primera intervención y controlar que no se infecte». Después, está previsto que le practiquen una nueva intervención reconstructiva en la que se decidirá si pueden recuperar el globo ocular o deben extirparlo definitivamente.

Herido por parar una pelea

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 21.30 horas del lunes 3 de abril, en la plaza del Carbayedo, durante la fiesta que siguió a la celebración de la Comida en la Calle en Avilés.

Todo empezó, explica Marcelino González, «cuando un hombre de nuestro grupo se metió con una chica y los amigos de la chavala fueron a por él. Yo intenté calmarlos y que no llegaran a las manos y cuando estaba hablando con ellos, me atacaron por la espalda. Sentí un golpe tremendo dentro del el ojo y luego, inmediatamente un segundo impacto».

Marcelino González tendrá que someterse a una otra operación dentro de unos días

Aunque Marcelino asegura que no pudo ver a los agresores porque le atacaron por detrás, no tiene ninguna duda de que se trataba de dos hombres. «Eran dos y lo hicieron como si estuviesen sincronizados. No los vi venir, me golpearon por detrás y sólo atisbé un poco a uno de ellos, que recuerdo que llevaba una camiseta clara», comenta.

Todo sucedió muy rápido, y cuando llegó la Policía Nacional los agresores y el grupo que había participado en la discusión ya se había ido del lugar. Marcelino fue trasladado al Hospital Universitario San Agustín por agentes de la Policía Nacional. Allí, tras suturarle parte de la herida y ante la ausencia de un especialista en oftalmología, fue derivado al HUCA, donde fue intervenido y permanece ingresado a día de hoy.

Para él lo más importante es que esto no se repita, «si los encuentran por lo menos espero que sirva para que esto que me pasó a mí no le ocurra a otra persona», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos