La policía intervino 36 armas y efectuó 260 detenciones

La Policía Local de Avilés incorporó el control de drogas a su actividad el pasado diciembre. /MARIETA
La Policía Local de Avilés incorporó el control de drogas a su actividad el pasado diciembre. / MARIETA

El año pasado instruyó 328 diligencias judiciales, de las que 115 fueron en la comisaría de la Policía Nacional y el resto en sus propias dependencias

Y. DE LUIS AVILÉS.

Los agentes de la Policía Local efectuaron el año pasado 260 detenciones, cifra claramente superior a las de los últimos cinco años. Aunque la seguridad ciudadana no se encuentra entre las funciones de este cuerpo policial, su trabajo es fundamental en la ciudad en coordinación con la Policía Nacional y la Guardia Civil.

La estadística de la Policía Local recoge que a lo largo de 2017 se intervinieron 36 armas, la mayor parte de ellas navajas y cuchillos. De las primeras fueron trece y de los segundos ocho. Retiraron también a sus dueños bastones, martillos, escopetas, pistolas, hachas y hasta un arma de electrochoque.

En estas diligencias también intervinieron y recuperaron distintos objetos como relojes, tablets, ordenadores, teléfonos móviles, tarjetas de crédito y quince vehículos. A ellos se suman también botellas de licores, de vino o quesos.

El año pasado, la Policía Local instruyó 328 diligencias judiciales, de las que 115 fueron en la comisaría de la Policía Nacional y el resto en sus propias dependencias al tratarse de delitos relacionados con la seguridad del tráfico fundamentalmente. En cuanto a las primeras, instruyeron 32 diligencias por un delito contra el patrimonio, veintidós por delitos contra la seguridad y el orden público, 36 por delitos contra las personas y el resto se encuentran clasificadas en la estadística de la Policía Local como indeterminadas. La cifra de diligencias instruidas en la comisaría de la calle Río San Martín fue el año pasado inferior a la de 2016, cuando se habían realizado 178. De hecho es la más baja de los últimos siete años. En el que más se hicieron fue en 2010 con 184.

En esta labor de seguridad ciudadana, los agentes municipales intervinieron a lo largo del pasado ejercicio diversas cantidades de estupefacientes. De hecho levantaron veinte actas por marihuana, 42 por hachís, cinco por cocaína, cuatro por benzodiacepinas y cuatro por anfetaminas.

Por otro lado, el año pasado la centralita de la comisaría situada en los bajos del Suárez Puerta recibió 36.058 llamadas, de las que 6.055 fueron a través del número 092. El mes en el que más llamadas se atendieron fue en diciembre con 649, seguido de julio, agosto y octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos