La Policía Local detecta deficiencias en 28 de 391 vehículos inspeccionados

Imagen de archivo de un control de la Policía Local en la calle de El Muelle.
Imagen de archivo de un control de la Policía Local en la calle de El Muelle. / MARIETA

La campaña se llevó a cabo entre los días 17 y 23 promovida por la DGT y también se saldó con ocho positivos en 232 pruebas de alcoholemia

J. F. GALÁN AVILÉS.

La Policía Local denunció a veintiocho conductores al detectar deficiencias en los vehículos que conducían en el marco de una campaña a nivel nacional promovida por la Dirección General de Tráfico llevada a cabo entre los días 17 y 23 del presente mes. Durante este período de tiempo se inspeccionaron en Avilés un total de 391 turismos, motocicletas, autobuses, furgonetas y camiones, por lo que el porcentaje de denuncias se sitúa en el 7,16%. También se realizaron 232 pruebas de alcoholemia, con un saldo de ocho positivos, cinco tramitados en vía administrativa, al no superar los 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, y tres por vía judicial al haberse superado esta tasa.

Las inspecciones se centraron en los elementos de seguridad, tales como neumáticos, frenos, alumbrado y señalización, así como en la documentación y en el estado de las placas de matrícula. Tráfico despliega periódicamente campañas de estas características con el fin de concienciar a los conductores de la necesidad de realizar un adecuado mantenimiento de los elementos de seguridad de los vehículos y de cumplir con la obligación de someterse a la inspección técnica (ITV) en los plazos que marca la legislación.

En este sentido, señala que el 18,77% de los vehículos no superó el año pasado a la primera la inspección al no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley. En el caso de la estación de Avilés, el porcentaje de rechazos fue muy superior, el 34,23%. Así, a lo largo de 2016 se revisaron en Las Arobias 54.647 vehículos, de los cuales 18.707 obtuvieron un informe desfavorable al apreciarse uno o más defectos graves y tuvieron que realizar por tanto al menos una segunda visita en un plazo máximo de dos meses.

La causa más frecuente fue el exceso de emisiones contaminantes. Tal deficiencia estuvo detrás del 26,87% de los rechazos, es decir uno de cada cuatro. La segunda guardaba relación con deficiencias en los sistemas de alumbrado y señalización. Suponen un 19,92%, por delante de los neumáticos y la suspensión (18,72%) y los frenos (15,52).

Relación directa

Tráfico establece una relación directa entre antigüedad del vehículo y siniestralidad. Así, indica que los turismos que en 2016 se vieron envueltos en accidentes con víctimas mortales tenían un media de doce años, nueve las motocicletas y trece los camiones de hasta 3.500 kilos. Según un reciente estudio, el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo.

En comparación con los turismos de hasta cuatro años el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de diez a catorce años y 2,2 veces más en los de quince a diecinueve. La conclusión es que, en base a esta relación entre riesgo y antigüedad, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad resulta imprescindible para combatir la siniestralidad.

La Dirección General de Tráfico hace especial hincapié en los neumáticos. Asegura que un 5% de los vehículos circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal, de 1,6 milímetros, tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta o por presión incorrecta. Además, los relacionados con un uso profesional, como las furgonetas, presentan mayores índices de defectos en los neumáticos.

Según el último informe publicado por la Dirección General de Tráfico, entre el 1 de enero y el pasado día 26 se registraron en las carreteras españolas 651 víctimas mortales, once más que en el mismo período del año pasado. Dieciséis de ellas en Asturias, tres más. Siete eran motociclistas.

Fotos

Vídeos