La Policía Local detecta tres positivos por alcohol en 175 controles

Imagen de archivo de un control de la Policía Local en la calle de El Muelle. / MARIETA
Imagen de archivo de un control de la Policía Local en la calle de El Muelle. / MARIETA

Se realizaron a lo largo del martes en una campaña promovida por la Dirección General de Tráfico con motivo del puente de agosto

J. F. GALÁN AVILÉS.

Solo tres de los 175 conductores sometidos a pruebas de alcoholemia durante los controles realizados por la Policía Local el pasado día 15 con motivo del puente de agosto dieron positivo, el 1,7%. Uno superó la tasa de 0,6 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, mientras que las otros dos sanciones se tramitaron por vía administrativa al no haberse superado la referida tasa, la barrera que abre la vía penal.

Los controles se realizaron el martes, 15 de agosto, en distintos puntos y franjas horarias, con especial incidencia en las zona de ocio nocturno. Además de los tres positivos reseñados también se detuvo a un conductor que circulaba sin haber obtenido la licencia y a otro con una expedida en otro país que no había realizado el reconocimiento médico requerido.

Los controles se enmarcan en una nueva campaña a nivel nacional de la Dirección General de Tráfico centrada en el consumo de alcohol y drogas con el fin de «concienciar a los conductores de que el binomio alcohol o drogas y conducción son dos acciones incompatibles que en numerosas ocasiones son sinónimo de muerte».

En este sentido, la memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología recoge que el 43 % de los 638 conductores fallecidos analizados por dicho organismo tenían restos de alcohol, drogas o psicofármacos, porcentaje que en el caso de los peatones asciende al 83%. Tráfico también incide en que el 25% de las muertes en carretera en Europa y el 40% en España están relacionadas con el alcohol y en que un estudio realizado en 2015 constata que doce de cada cien conductores circulan tras haber ingerido drogas y o alcohol.

La Guardia Civil de Tráfico se marca como objetivo para el presente año realizar cinco millones de pruebas de detección de alcohol e incrementar en 35.000 las de estupefacientes, de modo que se efectúen al menos 100.000. A ellas se sumarán las que lleven a cabo otros cuerpos y fuerzas de seguridad, como las policías locales.

La de Avilés participa de forma habitual en otras campañas promovidas por la DGT. La última se llevó a cabo entre el 17 y el 23 del pasado mes centrada en los elementos de seguridad del vehículo, y se cerró con veintiocho expediente sobre 391 inspecciones. También se realizaron 232 pruebas de alcoholemia, con un saldo de ocho positivos, tres de ellos por vía penal.

Fotos

Vídeos