La Policía Nacional despliega todos sus dispositivos para buscar a Eduard González

Clari Capellán, hermana pequeña del fallecido, llegaba arropada por familiares y muy afectada por la pérdida. / MARIETA
Clari Capellán, hermana pequeña del fallecido, llegaba arropada por familiares y muy afectada por la pérdida. / MARIETA

Los agentes mantienen en alerta a todas las comisarías asturianas, aunque no descartan que haya huido fuera de la región o de España

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

La Policía Nacional ha desplegado todos sus dispositivos para buscar a Eduard González, el presunto autor de la muerte de Daniel Capellán por apuñalamiento el pasado sábado frente al bar Milenio de Llaranes. Los agentes iniciaron la búsqueda del dominicano nada más recibir el aviso del suceso y según han pasado las horas la han intensificado al máximo.

Tras comenzar el rastreo el pasado sábado por el barrio de Llaranes y el PEPA, se aumentó el radio a toda la comarca y al resto de la región. Ayer se conocía que la Policía Nacional había extendido la vigilancia al extranjero lanzando una orden de búsqueda de detención y presentación policial. El cuerpo considera «prioritario» encontrar al agresor para poder continuar con las investigaciones y esclarecer lo ocurrido entre él y la víctima.

Más noticias

Eduard González no tenía arraigo en Asturias, es más apenas conocía Avilés y sus alrededores. En esta ocasión había llegado a la ciudad el mismo viernes procedente de Bélgica, donde vivía junto a Clari Capellán, la hermana pequeña del difunto. La búsqueda se está realizando con todos los medios que tiene la Policía Nacional a su alcance, ya que también requirió a sus conocidos sus cuentas en redes sociales.

El presunto agresor era de origen dominicano, igual que la víctima y su novia, aunque al residir en el extranjero no se cierra la posibilidad de que haya intentado volver a su domicilio habitual. Es por eso que la búsqueda de la Nacional es prioritaria también en toda España e internacionalmente. Además de esta búsqueda policial se podría añadir una orden de detención por parte del juez encargado del caso si este lo considerara oportuno según vaya avanzando la investigación abierta.

Se conocen pocos datos de Eduard González aunque sus fotografías corrieron como la pólvora tras conocerse el suceso. Su entorno más cercano le conocía como DJ Piloto Internacional por su implicación en diferentes eventos musicales en el país donde residía habitualmente. Llevaba saliendo unos seis meses aproximadamente con la hermana menor de Capellán y habría llegado junto a ellos y otros amigos al bar Milenio poco antes de las ocho de la mañana. Tras asestarle varias puñaladas, alguna directa al corazón, huyó de la escena sin que nadie le persiguiera.

Sin documentación ni dinero

La última pista que se tuvo de él era que había huido en dirección Trasona y portaba con él el cuchillo con el que perpetró la agresión y que había cogido del interior de la cocina del establecimiento hostelero. Viste ropa de color claro, pantalones de tono crema y una camisa de similar color aunque esta última estaría ensangrentada fruto de la pelea que se inició en el bar Milenio. Allí iniciaron la trágica discusión que apenas duró unos minutos. Según relataron los testigos, utilizaron vasos y los palos del billar instalado en el local.

El desencadenante de la pelea y del posterior apuñalamiento aún está rodeado de pequeñas contradicciones. En un primer momento se dijo que habían discutido anteriormente y que cuando llegaron al bar de Llaranes las tiranteces estaban presentes, aunque después se comentaba que fue allí donde se desencadenó todo el problema.

Esta es una de las pesquisas que la Policía Nacional intenta dirimir y por ello acudió durante las primeras horas varias veces al domicilio de la hermana pequeña de Capellán en busca de respuestas, aunque dado el estado de ansiedad y nervios de esta poco se pudo sacar en claro, según apuntan familiares directos de esta.

Nadie dice conocer el paradero de Eduard González, y es más, los familiares de Capellán insisten en que «no tiene arraigo en la ciudad, no conoce a nadie ni sabe guiarse por aquí». A esto hay que sumar que deambula sin documentación ya que se dejó su cartera en el interior de la chaqueta que vestía aquella noche y que se quedó en el bar. En ella también se recuperaron sus tarjetas de crédito por lo que podría estar moviéndose únicamente con el dinero que portase en su ropa y en efectivo.

Las primeras horas fueron de nerviosismo y desconcierto y aunque saltó la alarma al haber huido con el arma, pronto la Policía Nacional se apresuró a disuadir esa alarma y a apuntar que «seguramente se la llevó con la idea de deshacerse de ella en cuanto pudiera».

Tanto familiares como amigos iniciaron también una búsqueda paralela en las redes sociales, en las que compartieron diferentes imágenes de Eduard González junto con mensajes animando a la gente a seguir la cadena para llegar a un mayor número de perfiles de la red social Facebook.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos