La Policía Nacional reduce la criminalidad en Avilés un seis por ciento en un año

Agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local acudieron a la misa junto con representantes de la sociedad. / PATRICIA BREGÓN

El comisario José María Esteban Corral destaca en la celebración de los Ángeles Custodios el incremento de la actividad «asistencial»

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La tasa de criminalidad en Avilés se redujo a lo largo del último año en un seis por ciento, según se desprende de los datos facilitados ayer durante la celebración de los Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de la Policía desde 1926, según recordó el comisario José María Esteban Corral en su primera celebración patronal desde que se encuentra al frente de la comisaría en Avilés del Cuerpo Nacional de Policía.

«Estamos cumpliendo nuestros objetivos», aseguró en su intervención. Por su parte, la alcaldesa, Mariví Monteserín, destacó que, en el último año, la tasa de delincuencia por mil habitantes era del 23,5 frente al 25 que, durante la celebración de los Ángeles Custodios del pasado año, se presentaba como «la más baja de la década».

El dato refleja el ambiente de tranquilidad y seguridad existente en la ciudad y que convierten a Avilés en un lugar agradable para vivir, pero también para invertir, según afirmó la alcaldesa.

«Siempre que veo al delegado del Gobierno le reclamo más efectivos», afirma la alcaldesa

Pero la cifra cobra mayor realce si se compara con la estadística autonómica y nacional. Así, la estadística de Asturias es de 25 por mil y, en España, de 43,3 por mil, casi el doble de la ciudad. «Asturias es una de las regiones con menor tasa de criminalidad de España», destacó el comisario avilesino.

Pero José María Esteban puso ayer la lupa en otra cifra, aquellas que figuran bajo el epígrafe de auxilios humanitarios y que reflejan la voluntad de servicio y compromiso público de todos los integrantes del Cuerpo Nacional de Policía. «Es algo que siempre hemos hecho, pero por excesiva modestia o humildad, hemos tardo en recogerlas, sólo a partir de que los medios de comunicación se fijasen en ellas nos dimos cuenta de su importancia», explicó ayer.

En este conjunto aparecen todas aquellas actuaciones ajenas a la represión del delito o su prevención. «Al día siguiente de incorporarme a Avilés, dos agentes ayudaron a una mujer a dar a luz delante de la comisaría. Son actuaciones de este tipo: como auxiliar a una persona que se cae en la calle, evitar un intento de suicidio», comentó el comisario. En el último año, en Asturias se realizaron 850 de esas actividades asistenciales, de las que 140 fueron efectuadas en Avilés, en números redondos, se acerca a una cada dos días.

José María Esteban destacó la importancia de esta actividad que refleja el cambio de concepción en la actividad policial y su mejor relación con la sociedad. «En España existe una imagen de la Policía como dura e inflexible, incluso cuando se tergiversan los hechos como sucedió ayer [el domingo], pero la realidad es diferente y la sociedad conoce y aprecia una policía de rostro humano».

Además, el comisario destacó las numerosas demostraciones de valor de los agentes estando fuera de servicio lo que demuestra que las «actitudes y aptitudes que hoy en día se necesitan para la actividad policial, más allá de lo que se exigen a otras profesiones».

La intervención del comisario finalizó con un recuerdo para el policía Blas Gómez Ortiz, muerto este año en Valencia en acto de servicio, agradeciendo a toda la plantilla de la comisaría avilesina su dedicación y compromiso con la actividad.

«Fundamental para Avilés»

Por su parte, la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, destacó la importancia de la actividad policial para lograr que la ciudad sea un espacio atractivo para «vivir y también para invertir».

Monteserín aseguró que era consciente del esfuerzo de todo el trabajo realizado por los efectivos policiales asegurando que «siempre que veo al delegado del Gobierno le reclamo más medios materiales y humanos para la comisaría de Avilés. Y es que, aunque el organigrama establece una plantilla de 155 personas en los diferentes escalafones en la actualidad existe un importante número de puestos sin cubrir lo que genera tensiones por la sobrecarga de trabajo.

La alcaldesa avilesina también subrayó la importancia del trabajo policial ante los retos de la sociedad actual. «Vivimos tiempos complejos en los que la defensa de la legalidad toma un especial protagonismo la salvaguarda de los valores democráticos que garantiza nuestra constitución, valores que debemos proteger frente a quienes enturbian o pretenden romper con nuestro modelo de convivencia por intereses partidistas o territoriales», declaró con la vista puesta en los acontecimientos de Barcelona.

La regidora apostó por superar estos problemas a través de un «diálogo» donde exista como base el «respeto a la legalidad».

La celebración de los Ángeles Custodios comenzó con una misa en la parroquia de San Nicolás. Posteriormente, la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía acogió la celebración de un acto civil con la presencia de representantes de toda la sociedad avilesina. El coro Amigos de El Hórreo de El Carbayedo interpretó el himno regional antes de que se ofreciese un vino español.

Fotos

Vídeos