Policías nacionales escenifican su «descontento» con los sindicatos

Tres agentes cortan sus carnets de afiliado durante la concentración mantenida esta mañana frente a la comisaría de Avilés / Marieta Álvarez

La plataforma Jusapol canaliza el malestar y las reivindicaciones de los agentes, que reprochan a sus representantes la falta de lucha por la equiparación salarial con policías locales y autonómicas

Cristina Del Río
CRISTINA DEL RÍOAvilés

Medio centenar de policías nacionales de Avilés han mostrado esta mañana su desafección hacia los sindicatos policiales mayoritarios por «no recoger el sentimiento de las bases». Un «descontento» que han escenificado con la rotura de sus carnets de afiliados en el transcurso de una breve concentración, a las puertas de la comisaría de Río San Martín.

El sentir general de la plantilla parece, esta vez sí, ir en la misma dirección y agrupado bajo las siglas Jusapol (Justicia Salarial Policial), un movimiento que se empezó a formar hace un par de meses con la intención de trasladar a sus representantes las inquietudes de los afiliados de base y, en general, de todos los agentes. El pasado 15 de septiembre, Jusapol invitó a todos los sindicatos policiales, también a los de la Guardia Civil, y a todos los partidos políticos, a una reunión en Palencia para trasladar su pretensión de equiparación salarial. La diferencia en la nómina de un policía nacional y otro local con la misma antigüedad puede oscilar entre los 300 y 500 euros mensuales. Cinco de los siete sindicatos policiales existentes,concretamente los mayoritarios, no asistieron. El desplante fue la gota que colmó el vaso y la que ha motivado acciones de protestas «espontáneas» como la celebrada hoy en Avilés. El próximo 28 de septiembre se concentrarán frente a la Delegación de Gobierno, en Oviedo, y el 6 de octubre, en Madrid.

Los policías aseguran no sentirse defendidos por sus sindicatos, a los que reprochan la «pérdida de capacidad de convocatoria». Según ha explicado hoy Mario Villaveirán, el distanciamiento entre afiliados y sindicatos ha sido «gradual en el tiempo porque nos hemos dejado de sentir representados». Asegura que las bajas están siendo continuas y estima que serán numerosas en una comisaría en la que, aproximadamente la mitad de la plantilla, está afiliada al Sindicato Unificado de Policía (SUP) o a la Confederación Española de Policía (CEP).

En su opinión, el de hoy ha sido un «paso importante» y el preludio de una «movilización que esperábamos desde hace tiempo». «Es legal, legítima y necesaria», afirmó.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos