El polideportivo del Quirinal reabre su tatami tras el incendio de diciembre

Los participantes en el campus del Judo Avilés, con Ana Hevia ayer en la sala de artes marciales. / LVA
Los participantes en el campus del Judo Avilés, con Ana Hevia ayer en la sala de artes marciales. / LVA

La sala de artes marciales del complejo polideportivo reinstala todo el material para el campus de verano de Judo Club de Avilés

M. P. AVILÉS.

Los usuarios de la sala de artes marciales del Complejo Deportivo del Quirinal están de enhorabuena. Las obras de reparación de la misma, después del incendio que la dañó por completo en el pasado mes de diciembre, ya han concluido. Y los primeros en disfrutar de la mejorada instalación serán los niños que participan en la XVII edición del Campus de Verano del Judo Club de Avilés.

El incendio, que sucedió a mediados del mes de diciembre del 2016, calcinó la instalación, que ha estado en reparación desde entonces. El fuego consumió el material sintético que recubre el suelo para la práctica de las artes marciales, conocido como tatami. También dañó techos, puertas y ventanas. Para sofocarlo, los bomberos de Avilés y Pravia tuvieron que adentrarse con equipos de respiración autónoma. Asimismo, también resultó afectado en parte el gimnasio, contiguo a esta sala deportiva. Afortunadamente, en el momento en que se produjo no había actividad, por lo que no hubo que lamentar daños personales. Desde entonces, la sala ha estado cerrada para efectuar las reparaciones pertinentes, con las consiguientes molestias para los usuarios habituales.

El recinto ya está disponible como pudo comprobar in situ la propia concejala de Deportes, Ana Hevia, ayer. Una visita que coincidió con el comienzo de un clásico del verano avilesino, el campus que organiza todos los años el Judo Club Avilés, que alcanza su edición número XVII, y que se prolongará durante todo el mes de julio, así como el de agosto, en las instalaciones del Complejo Deportivo de El Quirinal.

Las obras de mejora realizadas han supuesto una inversión total de 27.057,62 euros

Las mejoras

En total, las obras han supuesto una inversión de 27.057,62 euros para las arcas municipales. De tal forma que se ha realizado una renovación en profundidad, un cambio integral de la sala. La mejora más evidente lo conforma la instalación del nuevo tatami, que cumple con los más altos estándares antiincendio, realizado en materiales ignífugos. La superficie recubierta es de 143 metros cuadrados en el suelo, correspondiente al tatami en sí. De la misma forma, se han forrado 85,84 metros de pared, así como 9,12 de columnas. En ambos casos, el material utilizado ha sido lona hidrófuga. El coste global del recubrimiento de suelo y paredes ha sido de 10.986,73 euros, y el suministro lo efectuó la empresa Forum Gramer.

La renovación del material para la práctica deportiva tan solo ha supuesto una parte de las obras que se han llevado a cabo, aunque son las que han permitido el uso deportivo, del que ya pueden disfrutar los niños participantes en el campus de judo. Antes de instalarla, hubo que realizar un saneamiento del recinto, una obra que ejecutó la empresa Zoom Proyectos y Obras, con un coste de 16.070,89 euros.

Estos trabajos de reparación comenzaron por la demolición de los elementos dañados, el suelo, así como el techo desmontable. Además, se revisó el sistema de ventilación, y se han colocado nuevos elementos de megafonía y de lucha contra los incendios. Se ha sustituido toda la instalación eléctrica, así como la carpintería, tanto en la puerta de acceso como en la ventana, para concluir con la pintura de las paredes y los techos. De tal forma que los participantes en el campus del Judo Club Avilés pueden utilizar el renovado recinto con normalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos