«Es posible que todo quede anulado en el Tribunal Supremo»

Ramón Muñiz y Ruth Arias ayer en el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS. / PATRICIA BREGÓN
Ramón Muñiz y Ruth Arias ayer en el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS. / PATRICIA BREGÓN

El periodista Ramón Muñiz presenta en el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS su libro 'Renedo no es un caso'

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS retomó ayer la actividad con la presentación del libro 'Renedo no es un caso', escrito por Ramón Muñiz, periodista de EL COMERCIO, y que, durante los últimos siete años y siete meses («es casi como una condena», bromeó en un momento dado) ha seguido una investigación policial que «sirvió para que Asturias perdiera la inocencia ante la corrupción. Hasta ese momento pensábamos que era algo de fuera, de Andalucía, de Marbella», señaló en su presentación Ruth Arias, jefa de Redacción de LA VOZ DE AVILÉS y que ayer mantenía un diálogo con Ramón Muñiz para presentar el volumen del que ayer llegaba a las librerías su segunda edición.

La conversación entre ambos periodistas llevó a los asistentes a la presentación que se celebró en el Centro de Servicios Universitarios a un viaje tan intenso como apasionante. Un recorrido que comenzó hace siete años, cuando la noticia de la detención de José Luis Iglesias Riopedre, el que hubiese sido consejero de Educación con Vicente Álvarez Areces, golpeó a todas las redacciones. «Los periodistas trabajamos como hormiguitas, concentrados en nuestra tarea. Es muy difícil que todos prestemos atención al mismo tema. Ese día, cuando vimos las caras de preocupación de los jefes y los movimientos nos dimos cuenta de que pasaba algo gordo», recordó.

Muñiz también desveló los primeros momentos, cuando «intentábamos confirmar algo que nos parecía imposible, como era la detención de Riopedre». También rememoró las guardias ante el juzgado, «cuando todos pensábamos que se trataba de un error judicial». Sin embargo, nada de eso sucedió y comenzó una historia de la que este diario ya ha publicado dos mil noticias.

Y las que quedan, porque el viaje de ayer llega a un momento sin fijar del futuro, cuando se conozca la decisión del Tribunal Supremo a los recursos presentados y donde, aventuró Muñiz, puede «suceder de todo». Incluso no descartó una posible anulación de las condenas. «Una parte de la investigación se basa en escuchas telefónicas y el sistema español es muy garantista. Si no se cumplen todos los requisitos, es posible que se anulen», explicó apelando a fuentes tanto de las defensas como de la acusación.

Entre ambos puntos, el inicio y el fin, aparece como un hito su 'Renedo no es un caso', un libro que se resistió a escribir a pesar de las numerosas invitaciones recibidas. Al final, las lecturas sobre la corrupción y el descubrimiento del mundo judicial durante los cuatro meses de vista oral lo llevaron ante el ordenador para escribir un libro que evita el peligro de ser una recopilación de artículos.

La propuesta de Ramón Muñiz es invitar a los lectores a ser corruptos y honrados, policías, fiscales, jueces. «No juzgo ni condeno», asevera. Tan sólo expone una realidad creada porque se saltaron muchos controles, comenzando por una autocrítica hacia los periodistas «que no nos dimos cuenta de lo qué estaba pasando a pesar de que podíamos descubrirlo con cuatro clics de ratón».

Muñiz aprovechó su intervención para dedicar el libro a todos los funcionarios y políticos que, en la misma situación que los procesados, optaron por la honestidad lamentando que, a pesar de lo vivido, «en Asturias puede volver a suceder otro 'caso Renedo'». De ahí la necesidad de un libro como este, que invita a la reflexión colectiva.

Fotos

Vídeos