Un positivo por cannabis en el primer control de drogas de la Policía Local

La prueba de drogas se realiza en el interior del nuevo furgón de la Policía Local. / MARIETA
La prueba de drogas se realiza en el interior del nuevo furgón de la Policía Local. / MARIETA

El despliegue, que seguirá hasta el domingo, se mantuvo una hora ayer en Los Canapés y se levantaron actas por no tener ITV, seguro o conducir sin cinturón

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La Policía Local montó ayer a mediodía el primer dispositivo de control en el que contó con el nuevo furgón al que se ha incorporado el equipo para realizar la prueba de drogas. La primera prueba efectuada arrojó positivo por cannabis, la única durante la mañana de ayer. El resto de las actas que los agentes levantaron durante la hora que duró el control en Los Canapés fue por no tener superada la Inspección Técnica (ITV), carecer del seguro obligatorio o no llevar abrochado el cinturón de seguridad (dos).

Como ya publicó este periódico, la Policía Local cuenta desde ayer con este dispositivo para realizar pruebas de droga. Se considera positivo cuando arroja un valor de 25 nanogramos/miligramo. La multa a la que se enfrenta quien supere esa tasa es de mil euros y la retirada de seis puntos del carné.

Minutos antes de que se pusiera en marcha este primer control integral (velocidad, alcohol y droga) de la Policía Local, la alcaldesa, Mariví Monteserín, y la directora provincial de Tráfico, Raquel Casado, firmaron en el Ayuntamiento el acuerdo por el que la DGT cede 75 kits para la realización de pruebas de consumo de drogas al volante. Estos kits se suman a otros tantos ya adquiridos por el Consistorio.

Al igual que los controles de alcohol se realizan prácticamente a todos los conductores que se paran en los controles de la Policía Local, habituales desde hace algunos años, o en caso de accidente, los de drogas serán más selectivos. Se harán, principalmente, en caso de que se detecte anomalías en la conducción y la persona que esté al volante no dé positivo en alcohol. El coste de cada kit es de treinta euros, a los que se suman noventa más en caso de ser positivo, ya que es necesario remitir la prueba y los resultados a un laboratorio para su corroboración en caso de que sea necesario presentar denuncia ante el juez.

La DGT, en colaboración con la Policía Local, tiene en marcha una campaña hasta este domingo por la que se establecerán controles aleatorios en distintos puntos de la ciudad y en horarios diferentes con el objetivo de disuadir a los conductores sobre la ingesta de alcohol y drogas y luego conducir.

La labor disuasoria de este tipo de controles fue destacada tanto por la alcaldesa como por la directora provincial de Tráfico durante la firma del acuerdo. «Nuestro objetivo es mejorar la seguridad de los ciudadanos reforzando los controles», apuntó Monteserín. Mientras que Raquel Casado puso en valor la reducción de los positivos en alcohol, algo que atribuyó precisamente al control que se viene efectuando desde hace años «y ahora hemos empezado con la droga, porque hasta ahora la tecnología no nos había permitido hacerlo, para seguir trabajando en la reducción de la siniestralidad».

Casado puso cifras sobre la mesa en cuanto al resultado de las campañas de control de alcohol que han concienciado a los conductores del peligro de unirlo al volante. De los controles de alcohol que se realizan, en torno al 1% da positivo actualmente frente a datos mucho más superiores hace años. En cuanto a las drogas, los positivos están en torno al 20%, «porque es algo de lo que todavía la gente no está concienciada como nos ocurría hace veinte años con el alcohol».

Para poder realizar los controles de drogas, los agentes de la Policía Local deben tener una formación específica. Las dos últimas promociones salidas de la Escuela de Seguridad de Asturias e incorporadas a la plantilla de la Policía Local avilesina cuentan con esa formación. Además, la tienen otros cuatro policías más. Y la próxima primavera se sumarán otros veinticinco agentes locales que participarán en un curso específico de la Escuela de Seguridad en esta materia.

Nuevos medios

La Policía Local está viviendo en los últimos años un momento de renovación generacional con la incorporación de nuevos agentes y también de sus medios. Los equipos para el control de drogas se suman a otras inversiones realizadas en estos últimos meses en materia de seguridad, como los chalecos antibalas, o de comunicación, como los cincuenta nuevos smartphones que conectan directamente a los agentes con las bases de datos de la Dirección General de Tráfico y otras de interés para su trabajo.

La renovación del parque móvil, con nuevos coches, y muy pronto nuevas motocicletas, es otras de las importantes inversiones. Aunque la 'joya de la corona' es la furgoneta presentada ayer. Un furgón de atestados equipado para la atención y gestión de todo lo que tiene que ver con un accidente de tráfico, pero que también puede tener otras funciones como la de oficina móvil ciudadana para acudir a los barrios, por ejemplo, en el momento en que se celebran eventos o para atender a los turistas que llegan en los cruceros. Además, también cuenta con tienda de campaña que puede servir de apoyo en caso de grandes accidentes en los que sea necesario montar dispositivos de seguridad y sanidad sobre el terreno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos