Premio a la higienista dental de Llano Ponte por su investigación sobre probióticos

Úrsula Maurenza y David Manrique celebran el premio. /
Úrsula Maurenza y David Manrique celebran el premio.

El trabajo de Úrsula Maurenza junto a David Manrique determinó que estos alimentos no contribuyen a prevenir la caries

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La revista 'Gaceta dental' entrega desde hace veinte años sus galardones en los que reconoce la labor de todos aquellos profesionales que, mediante sus artículos, comparten su experiencia y conocimiento con el resto de compañeros de profesión. En esta edición la higienista dental del centro de salud de Llano Ponte, Úrsula Maurenza Cuesta, recibió un premio por su trabajo 'Caries: bacteroterapia con probiótico. Revisión y actualización'.

Se trata de una investigación en la que trataba de encontrar si algún probiótico podría intervenir en la prevención de las caries y que Maurenza realizó junto al farmacéutico sevillano David Manrique Vergara. La conclusión final fue negativa, pero el trabajo realizado ya le ha dado pie a otro nuevo campo de investigación en relación a la enfermedad periodontal y su prevención.

No es el primer reconocimiento que recibe esta higienista dental en los últimos años. Su pasión por la investigación médica le viene, según ella misma relata, de que habría querido estudiar medicina, pero su nota no lo permitió. «Hay profesiones que son vocacionales, estoy segura que hubiera sido una buena médica y aunque nunca pueda ejercer la pasión por la medicina sigue dentro y me mueve a la hora de investigar sobre las enfermedades y la prevención».

Quizá eso también explique su formación, además de higienista dental, es auxiliar de enfermería, auxiliar de psiquiatría y también realizó un máster en geriatría. Como gran parte de los profesionales de la medicina, ha pasado por distintos centros sanitarios públicos y también de la iniciativa privada. Trabajó en el Hospital Monte Naranco, pero fue en el centro de salud de La Corredoria en donde tuvo más estabilidad, siete años, y de donde proviene su primera investigación, que comenzó en 2016 cuando se produjeron los traslados en la sanidad públicas asturiana y su plaza fue ocupada por otro, «comencé a cubrir bajas y recorrer muchos centros y también a contar con tiempo que hasta entonces no había tenido que llenar nunca», explica sobre su paso definitivo a la investigación.

Ese estudio recibió varios premios el año pasado. Los profesionales vienen observado como la hipomineralización incisivo-molar era una patología que cada vez veían más en sus consultas y para la investigación asturiana estudiaron los niños de este centro de salud nacidos en 2001 y 2007 en ese centro de salud ovetense.

Este estudio recibió el segundo premio a la mejor comunicación oral en el Congreso de la Sociedad Española de Epimediología y Salud Pública Oral (SESPO). El trabajo lo firmaba la higienista dental que ahora trabaja en Llano Ponte junto a la dentista Ana María García, el técnico de salud del área de Oviedo Julio César Alonso Lorenzo y el coordinador de programas de salud bucodental de la Consejería José María García Blanco. En España la investigación en este campo es muy escasa, sólo había estudios de Valencia, Barcelona y Madrid, al que ahora se ha unido el asturiano.

Su artículo '¿Qué sabemos sobre la hipomineralización?' también mereció un premio del Colegio de Higienistas de Madrid. «Julio César Alonso me apoya y me empuja en la investigación y es muy exigente en cuanto a las lecturas, tuve que leer muchos artículos en inglés y con el mío quise que los compañeros higienistas que quieran hacer un trabajo sobre este tema no tengan que partir de cero como yo».

Conferencias para especialistas, guías, cursos, talleres prácticos... Maurenza vive la medicina con la pasión que también le pone a la vida.

Fotos

Vídeos