El Principado afirma que tendrá en cuenta las alegaciones al Plan de Calidad del Aire de Avilés

La consejería de Medio Ambiente presentó ayer el borrador a la comisión de seguimiento en una reunión celebrada en la Autoridad Portuaria.
La consejería de Medio Ambiente presentó ayer el borrador a la comisión de seguimiento en una reunión celebrada en la Autoridad Portuaria. / LVA

Las medidas que se incluirán en la revisión «incidirán en la reducción de las emisiones industriales con límites más estrictos»

J. F. GALÁN AVILÉS.

El Principado asegura que tendrá en cuenta las alegaciones presentadas contra el borrador del Plan de Calidad del Aire de Avilés a la hora de establecer el definitivo documento, que en un principio verá la luz a lo largo del mes de julio. Así lo aseguraron ayer los directores generales de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, y de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez, en el transcurso de la reunión celebrada en la sede de la Autoridad Portuaria al objeto de presentarlo a la comisión de seguimiento.

No estuvo presente Fernando Lastra, recién nombrado consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente tras la dimisión de Belén Fernández. La revisión del plan ha recibido catorce escritos de alegaciones, desde partidos políticos o asociaciones ecologistas o vecinales hasta empresas. Han sido formuladas por ArcelorMittal, Asturiana de Zinc, Alvargonzález, la Coordinadora Ecologista de Asturias, el Grupo de Ornitología Maeva, las asociaciones de vecinos Enlaze, de Laviana, San Juan de Tamón y El Espartal, de San Juan de Nieva, Equo Asturias, Ganemos Avilés en Común, Izquierda Unida de Asturias, la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento de Avilés y un particular. Según la consejería, se centran en las medidas recogidas por el plan y plantean consideraciones de carácter general sobre la contaminación atmosférica, si bien su contenido no ha trascendido.

El documento tendrá una vigencia de tres años, y el informe previo apunta a las grandes industrias como principal fuente de contaminación, con Arcelor a la cabeza. También al tráfico rodado, al que atribuye la mitad de las emisiones que se registran en el casco urbano de Avilés, y a las operaciones con graneles sólidos que se realizan en el puerto, especialmente en el área de San Juan.

Una vez hecho el diagnóstico plantea medidas a adoptar, desde incrementar la vigilancia o cambiar de ubicación algunas estaciones medidoras hasta modificar las autorizaciones medioambientales a algunas empresas. «Incidirán en la reducción de estas emisiones, la aplicación de límites más estrictos, la implantación de medidores en continuo en los principales focos y acciones concretas para disminuir las emisiones difusas procedentes de los acopios. El plan también establecerá un sistema de videovigilancia en los focos más relevantes que permita detectar y corregir las incidencias relacionadas con las actividades generadoras de emisiones a la atmósfera», asegura la consejería.

En el caso de ArcelorMittal, el informe inicial alude a «los focos confinados de baterías de cok», por lo que propone «revisar los valores límite de emisión a fin de disminuir su efecto sobre el nivel de partículas, imponiendo los límites más estrictos posibles. Asimismo se deberán reducir las emisiones difusas en el entorno de las baterías, principalmente los almacenamientos de carbón». La empresa rebate que tales soluciones son «técnica y económicamente inviables» y asegura que ha puesto sobre la mesa un plan de acción alternativo.

El borrador también aconseja revisar los límites de emisiones de Saint-Gobain, que no ha presentado alegaciones, y de Asturiana de Zinc. En lo que al puerto se refiere, se actuará «sobre las operaciones de abatimiento de las partículas generadas en las actividades con graneles y se mejorarán los almacenamientos y la instalación de apantallamientos, así como la limpieza de viales y el control mediante videovigilancia».

La Autoridad Portuaria, por su parte, rebate que solo una pequeña parte de las partículas pm10 que registra la estación de El Matadero proceden de su actividad y ha puesto en marcha un estudio propio para cuantificar su impacto medioambiental, a la vez que subraya los esfuerzos realizados en los últimos ocho años en la materia.

El documento inicial sostiene que los valores registrados por las estaciones medidoras en 2016 se mantuvieron dentro de la normativa, con sensibles descensos en algunas de ellas, a excepción de dos, la de Matadero y la ubicada en el entorno de las balsas de Asturiana de Zinc, en el espacio dunar de El Espartal. En ambas el único agente que superó el limite legal fueron las partículas de PM10, si bien el informe cuestiona que los datos que refleja la de Matadero sean verdaderamente representativos.

Es en esta zona donde se registran las mayores concentraciones de partículas en suspensión, el epicentro de un área de afección que según el nuevo plan se ha reducido. Ahora se extiende por La Maruca, San Juan de Nieva, Zeluán, Iboya y Barredo y, como novedad, excluye expresamente a Salinas y Piedras Blancas. En total son dieciséis kilómetros cuadrados poblados por menos de 6.000 habitantes que, al margen de los referidos núcleos urbanos, engloba al puerto y a las factorías de Alcoa, Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva, Saint Gobain, Asturiana de Fertilizantes, Mefasa, la estación de ITV y Aleastur.

Durante la reunión de ayer, los directores generales de la consejería confirmaron que la estación medidora de Salinas se trasladará «a una zona con mayor densidad de población» y recordaron que recientemente se ha reubicado la de Llano Ponte, al entender que los valores que arrojaba en su anterior ubicación podrían estar deformados por su proximidad a una glorieta que soporta un intenso tráfico.

También recalcaron que las labores de vigilancia se ha intensificado En este sentido, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, precisó recientemente que en los cinco primeros meses del año se han realizado en toda Asturias 190 inspecciones, 68 en materia de calidad de aire, 87 de residuos y doce de vertidos y calidad de agua.

El director de Calidad Ambiental también se refirió durante la reunión celebrada ayer en la sede de la Autoridad Portuaria a los protocolos de intervenciones ante episodios de contaminación que establece el Principado en colaboración con los ayuntamientos. Según aseguró, se establecen dos niveles de activación y uno preventivo que se activaría cuando la concentración de emisiones contaminantes se acercase a los topes establecidos «con el fin de intentar que no los alcance».

Cabe recordar que en noviembre de 2016 el Principado activó en Avilés el nivel de prealerta después de que durante tres días consecutivos las estaciones superasen los límites. Entonces la situación se atribuyó en gran medida a un episodio de inversión térmica.

Fotos

Vídeos