El Principado aumenta un 52% las ayudas a las asociaciones de atención a pacientes

Talleres de movilidad en la asociación Parkinson Corvera. / MARIETA

La línea de subvenciones reparte 15.217 euros entre DICAF, AFESA, la Liga Reumatológica y Parkinson Corvera

SHEYLA GONZÁLEZAvilés

La Consejería de Sanidad del Principado ha hecho públicas las subvenciones a asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro que tengan entre sus objetivos la atención a pacientes o familiares de pacientes con enfermedades crónicas.En ese reparto, cuatro entidades de la comarca se ha visto beneficiada con 15.217 euros. Son la LigaReumatológica Asturiana, los Discapacitados Físicos de Avilés y Comarca (DIFAC), Parkinson Corvera y la delegación de AFESA en Avilés.

El Principado ha doblado las cantidades subvencionadas, ayudando así a todas las entidades a poder mantener algunos de sus servicios básicos a los enfermos a los que dan cobertura. Sanidad duplicó este año la cuantía de estas ayudas a nivel regional, un incremento que en la comarca se traduce en un 52% más de subvención. «Es un respiro y no podemos estar más contentos porque gracias a las subvenciones podemos ofrecer a nuestros socios una cartera de servicios que necesitan para mejorar su calidad de vida», explica Mercedes Vieites, tesorera de DIFAC. Como ella, los responsables de las otras entidades ya hacen cuentas y piensan lo que estas cuantías suponen para el nuevo curso que comienza ahora.

Todas ellas ofrecen talleres, cursos y apoyo psicosocial y legal a los enfermos y sus familiares. «Son enfermedades duras, que requieren de mucho esfuerzo por parte del enfermo, pero también de mucho apoyo externo. Nosotros pedimos la subvención para nuestro programa de atención integral porque todas las áreas deben estar conectadas», comenta Mónica Lozano, de la Liga Reumatológica Asturiana. Esta entidad tiene su sede principal en Avilés, aunque posee otras delegaciones en el resto del Principado. Atiende a 2.600 socios de los cuales ochocientos son de Avilés y comarca. «Al doblarnos la cantidad nos ayudan a organizar talleres gratuitos a nuestros socios, que muchos de ellos no cuentan con un soporte económico que les permita asistir a terapias», apunta la secretaria de la Liga Reumatológica.

En DIFAC invertirán sus 3.000 euros de subvención en mantener su taller de salud y rehabilitación psicológica. «Es un respiro para nuestra actividad contar con este dinero. Estamos en un momento en el que los bancos, que antes ayudaban, ahora te deniegan cualquier subvención. Al doblar la cuantía nos permite contratar a la psicóloga que imparte los talleres», señala Mercedes Vieites, que hace hincapié en que «estos cursos son muy demandados por los socios y no contar con sustento económico nos obligaba a suspenderlos». En estos talleres los enfermos prueban diferentes terapias como la reflexología o la aromaterapia, además de contar con apoyo psicológico continuo.

«Ahora esperamos que el resto de ayudas que hemos solicitado también tengan tan buen resultado como estas, sería un gran desahogo para el resto del año», confiesa la tesorera de DIFAC.

En Parkinson Corvera han recibido la subvención con una sonrisa en la boca. «Es el doble de lo que pedimos, lo que supone que podremos hacer frente a todo el programa planteado sin problemas», apunta Miguel Ángel Díaz. La asociación tiene su sede en LosCampos, Corvera, aunque asiste a socios que padecen esta enfermedad en toda la comarca. Cada día llegan a su local una treintena de enfermos de Avilés, Castrillón, Corvera e incluso Gozón. «Uno de los destinos será sufragar el servicio de autobús. Es lo más caro, pero es imprescindible porque de otra manera la mayor parte de los socios no podría acudir a las terapias que organizamos», apunta el presidente de la entidad.

En su local imparten talleres de movilidad, rehabilitación, memoria y terapias psicológicas. «Dependemos de las ayudas porque somos una entidad pequeña y todos estos talleres suponen un importante desembolso. No tenemos mucho dinero y esta subvención nos ha ayudado a no tener que entrar en números rojos», reconoce Miguel Ángel Díaz.

La asociación de familiares y personas con enfermedad mental de Asturias, AFESA, tiene en Avilés una de sus delegaciones. A ellos también les han incrementado la cuantía, aunque esta no irá íntegra para la ciudad sino que se repartirá entre las diferentes sedes. En su caso la subvención se reparte entre diferentes actividades de la asociación. «Se organizan muchos talleres y actividades para los socios y se mantienen gracias a las ayudas y convenios con el Principado», apunta Ana Fernández. Esta asociación cuenta con más de trescientos asociados. «Nuestro ámbito aglutina a todo el área sanitaria III por lo que es vital contar con las ayudas», reconoce.

Fotos

Vídeos