El Principado buscará una solución a la Ronda Norte de Avilés «que no sea conflictiva»

Fernando Lastra y Mariví Monteserín conversan antes de la reunión; detrás de ellos Luis Ramón Fernández Huerga, José María Pertiera y Manuel Gutiérrez. / MARIETA

Ayuntamiento, Gobierno regional y Ministerio de Fomento definirán en otoño un trazado «viable técnica y económicamente»

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Ayuntamiento de Avilés, Principado de Asturias y Ministerio de Fomento comenzarán a buscar en otoño una solución «consensuada» al trazado de la Ronda Norte que permita ejecutar una carretera necesaria para conectar la margen izquierda del puerto de Avilés con la Autovía del Cantábrico. Así lo anunció ayer el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, tras su primer encuentro oficial con la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, desde que ocupa el cargo.

En el encuentro de ayer no trascendió la preferencia por ningún diseño, tan sólo un planteamiento general para servir de punto de encuentro entre las tres administraciones. «Debemos optar por el trazado que sea técnica y económicamente viable y urbanísticamente no genere problemas», afirmó Fernando Lastra, sin pronunciarse sobre ninguna de las diferentes posibilidades que se encuentran ahora mismo sobre la mesa. Como se sabe, el convenio firmado en su día establece que el será el Principado de Asturias la administración que decida el trazado de la Ronda Norte, mientras que el Ministerio de Fomento se encargará de la financiación del proyecto.

El planteamiento de Fernando Lastra aparta de la solución a Castrillón, concejo que ha venido rechazando los planteamientos que fijan el enlace de la Ronda Norte con la Variante de Avilés para, posteriormente, conectar con la Autovía del Cantábrico. El Ayuntamiento castrillonense ya visto como el Tribunal Supremo rechazó su recurso contra el trazado que plantea esta opción. Su alcaldesa, Yasmina Triguero, ha declarado que seguirán pleiteando puesto que rechaza ese diseño.

«Si existen problemas con Castrillón, tendremos que hablar con ellos», asegura

Lastra abordó ayer esta situación con un tono conciliador. No defendió en público ninguna de las diferentes opciones y tan sólo incidió la necesidad de evitar «la conflictividad» para alcanzar un acuerdo. En caso de que surjan discrepancias con otras administraciones se recurrirá al «diálogo» para solucionarlas, pero, en principio, Castrillón no participará en la mesa de trabajo en la que se abordará el diseño de la Ronda Norte y el desbloqueo del proyecto.

Plan de la barrera ferroviaria

El encuentro con el Ministerio también servirá para trabajar sobre la barrera ferroviaria. La alcaldesa, Mariví Monteserín, desveló que los técnicos del Ministerio de Fomento ya estudian la propuesta enviada por el Ayuntamiento de Avilés. Esta se presentó en diciembre del pasado año. Fue un trabajo elaborado por los técnicos municipales para establecer un diálogo con el gobierno central que permitiera romper la paralización del conocido como plan Morlán.

Se archiva la idea de variante ferroviaria que era fundamental en el documento y se plantea una modificación de las vías de Renfe desde La Rocica. La nueva estación intermodal se construiría en el espacio del antiguo matadero y desde ese punto hasta la altura de Demetria Suárez, el trazado iría soterrado, si bien con una profundidad menor de las previstas en proyectos anteriores. Esta obra obligaría a desviar la canalización del río Tuluergo.

El gobierno municipal ha defendido este documento por la virtud de solucionar el problema de la barrera ferroviaria y un menor coste frente a los cifras del plan Morlán (unos 380 millones de euros). Al ser un borrador, se ha reclamado al Ministerio de Fomento un estudio en profundidad, habida cuenta que el gobierno central dispone de recursos en campos como el ferroviario que son fundamentales y donde el Ayuntamiento de Avilés carece de expertos.

De momento, Fernando Lastra trasladó ayer su apoyo al gobierno municipal de cara a establecer esa estrategia de trabajo común con el ejecutivo central. «Algunas de las grandes cuestiones de Avilés exigen cooperación de las tres administraciones», de ahí la necesidad de ese encuentro de trabajo para buscar una respuesta que permita solucionar estos problemas.

«Un nuevo enfoque»

La reunión entre Lastra y Monteserín también sirvió para abordar las políticas sobre el Área Metropolitana, donde el consejero reclamó «un nuevo enfoque» para evitar conflictos con los ayuntamientos del área central.

Fernando Lastra recordó que la estructura metropolitana del centro de Asturias «es una realidad objetiva» por lo que se deben abordar los problemas reales existentes en ese espacio entre las diferentes administraciones. En ese sentido, abogó por la existencia de «un consejo coordinador de las políticas» frente otros mecanismos «más complejos que nos pueden llevar a un callejón sin salida, debemos ser realistas».

Para evitar suspicacias en los concejos más reacios a este camino, el consejero señaló que ese organismo será «un órgano colegiado» para abordar en común los problemas que afectan a los distintos municipios. Así, citó dos temas que representan los primeros campos en los que el Área Metropolitana ofrece una importante ventaja para los asturianos. En concreto, citó el plan de movilidad o la solución de las Cercanías Ferroviarias en el área central asturiana.

«Hay una realidad existente que necesita una articulación», señaló, sobre la que «se podrá avanzar alrededor de un conjunto de proyectos, que serán los que cohesionen, vertebren, den naturaleza real a las relaciones que hayan de darse». En los casos citados, ya existe una aproximación que «nos permite tener una visión realista, objetiva y colegiada de las necesidades». A partir de ahí, el trabajo entre las administraciones deberá encontrar las respuestas.

Fotos

Vídeos