El PSOE de Castrillón apoyará la adhesión del concejo al consorcio del albergue de animales

Reunión de la Asociación de Vecinos de Santiago del Monte para rechazar la ubicación propuesta de la perrera. / PATRICIA BREGÓN

El voto a favor que ayer anunció su portavoz garantiza que la propuesta saldrá adelante en el Pleno de hoy jueves

J. F. GALÁN PIEDRAS BLANCAS.

Salvo sorpresa de última hora, Castrillón se sumará hoy jueves a los cinco ayuntamientos que ya han dado su visto bueno a integrarse en el consorcio que promueven varios municipios de la comarca al objeto de gestionar un futuro albergue supramunicipal de animales cuya ubicación sigue en el aire. La decisión depende del voto de los tres concejales socialistas en el Pleno a celebrar hoy jueves, y su portavoz municipal, Jesús Ángel Cabrales, anunció ayer que será afirmativo.

Si hasta entonces mantenía la incógnita, el factor que finalmente ha inclinado la balanza a favor del sí es el compromiso adquirido de convocar un concurso público que determinará el lugar en el que se habilitará el albergue, al que podrán presentar oferta los propietarios de cualquier finca sita en los concejos participes que reúna los requisitos. «Creemos que es la mejor opción para los vecinos de Santiago del Monte - el lugar inicialmente elegido- dado que las posibilidades de que se construya allí son las mismas que en cualquier otra parte», argumentó su portavoz Jesús Ángel Cabrales.

Los votos socialistas sumados a los de Izquierda Unida, el partido de gobierno, y Castrillón Sí Puede garantizan que la propuesta saldrá adelante. Entre los tres suman trece concejales frente a los ocho de PP, Foro y Ciudadanos, que ya han anunciado que rechazarán la propuesta. La sesión comenzará a las cinco y media de la tarde.

Cabrales subraya que el PSOE de Castrillón «siempre ha defendido la necesidad de que la comarca cuenta con un albergue y también los derechos de los vecinos de Santiago del Monte». La oposición vecinal quedó clara desde el mismo día en que se anunció que se construiría allí, el 14 de julio, cuando la comisión constituida dos años antes por los ayuntamientos partícipes al efecto de impulsar el albergue hizo público un convenio que además de fijar el escenario definía tanto su desarrollo como su modelo de gestión.

Lo situaba en La Lloba, en una finca de 12.200 metros cuadrados cuya ubicación exacta no se concretó. La instalación se diseñaría no solo como un mero espacio de confinamiento de mascotas abandonadas, también como una especie de parque al que podría acudir cualquier propietario con la suya, solución que según se dijo ya se ha adoptado con éxito en varias localidades de Europa y también de Galicia.

El coste sería de 258.000 euros, de los cuales 68.000 corresponderían a la adquisición, a soportar por los ayuntamientos partícipes en función de su número de habitantes, y las obras comenzarían a finales del próximo año. Una vez en servicio, tendría capacidad para cubrir las necesidades de una población global de 180.000 habitantes con un coste anual de mantenimiento de 1,5 euros por cada uno de ellos.

La gestión se confiaría a un consorcio con personalidad jurídica propia, independiente y autónomo, gestionado por un consejo de administración en el que el Ayuntamiento de Avilés tendría el mayor peso específico. La alcaldesa ostentaría la presidencia, el director de los servicios jurídicos la secretaría y el interventor quien en él desempeñase tal función. Además, el consorcio tendría su sede en la casa consistorial avilesina.

El convenio fue rubricado en el Ayuntamiento de Avilés por los alcaldes de Carreño, Amelia Fernández; Castrillón, Yasmina Triguero; Gozón, Jorge Suárez; llas, Alberto Tirador; Muros de Nalón, Carmen Arango; Pravia, David Álvarez; Soto del Barco, Jaime Menéndez, y Avilés, Mariví Monteserín. Todos expresaron su satisfacción ante un acuerdo que según se dijo colmaría «una demanda de la ciudadanía» y pondría fin a muchos años de espera. En concreto a dieciséis, el tiempo transcurrido desde la clausura de la perrera que había en las dunas de El Espartal, a medio camino ante Salinas y San Juan. Todos los intentos realizados desde entonces para ocupar el vacío terminaron en fracaso ante la férrea oposición de los vecinos de las zonas propuestas, todas en Castrillón, y para disgusto de las asociaciones protectoras de animales.

Las críticas no tardaron en llover. Desde Santiago del Monte y también desde el PP, que aseguró que el precio de adquisición de la finca duplicaba su valor de mercado y rechazó la figura del consorcio al entender que sería un 'chiringuito'. Con todo Avilés, Illas, Soto del Barco, Muros de Nalón y Corvera ya han aprobado su adhesión y hoy se sumarán Castrillón y previsiblemente también Carreño, que igualmente debatirá la propuesta en sesión plenaria. Pravia y Gozón han anunciado su intención de incorporarse, si bien la Ley de Estabilidad Presupuestaria les impide por el momento integrarse en él, por lo que tendrían que solicitar su adhesión una vez constituido.

La ubicación

La situación dio un giro inesperado cuando los grupos municipales del PSOE y de Castrillón descartaron unilateralmente instalar el albergue en la anunciada finca de La Lloba con el pretexto de que podría contener enterramientos de la Guerra Civil, extremo que ha sido descartado por IU Castrillón. «Están a un kilómetro de allí», dijo su portavoz, José Luis Garrido.

Las críticas llegaron incluso desde las filas socialistas, sobremanera desde el PSOE de Corvera, que en un principio no había suscrito el convenio, y las explicaciones ofrecidas por el portavoz de la comisión, Miguel Ángel García Balbuena, concejal de Obras de Avilés, no hicieron más que alimentar la confusión. Dijo que la finca de La Lloba había sido elegida no como escenario definitivo del albergue, solo como un modelo a modo de prueba, para estimar costes, y que la designación se realizará mediante el referido concurso público, palabras que no aplacaron los ánimos de la mayoría de los vecinos de Santiago del Monte.

La integración de Castrillón en el consorcio allana el camino hacia su constitución. Una vez formalizado, su primer cometido sería redactar las bases del concurso y sacarlo a licitación.

Fotos

Vídeos