El PSOE ofrece un pacto a Ciudadanos y el PP rompe las negociaciones

Imagen del Palacio de Maqua, cuyo uso entra de lleno en el debate presupuestario. /  MARIETA
Imagen del Palacio de Maqua, cuyo uso entra de lleno en el debate presupuestario. / MARIETA

Los populares alegan que su modelo de ciudad es «totalmente diferente» al de los socialistas, que sí seguirán hablando con Somos y Ganemos

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El PSOE ha ofrecido a Ciudadanos la posibilidad de alcanzar un acuerdo para la aprobación del presupuesto municipal después de la segunda reunión en la que ayer la portavoz municipal de la formación naranja, Carmen Pérez Soberón, desgranó sus propuestas para incluir en las cuentas de 2018. De forma paralela, el gobierno mantiene las conversaciones con Somos y Ganemos, con lo que, matemáticamente, aún cuenta con posibilidades para ratificar el documento contable.

Además, el Partido Popular, a través de su portavoz municipal, Carlos Rodríguez de la Torre, rompió las negociaciones con el PSOE. «Nuestro modelo de ciudad es totalmente diferente. Cambiaríamos el presupuesto de arriba a abajo. No tiene sentido seguir hablando cuando no vamos a aprobarlo y, por ese motivo, rompemos las negociaciones», afirmó el portavoz popular.

La concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, señaló que los planteamientos de Ciudadanos «incluyen propuestas coherentes con nuestro proyecto y, por ese motivo, les vamos a ofrecer un pacto presupuestario». El posible acuerdo no cierra la negociación con Somos y Ganemos. «También seguiremos hablando con ellos y esperamos que presentan la documentación que hemos pedido», destacó Ruiz. La concejala reconoce la dificultad para el acuerdo con estas formaciones «porque ellas cuestionan la externalización de los servicios y nosotros estamos satisfechos con su prestación, pero vamos a intentarlo».

Raquel Ruiz reprocha a los populares que se «vayan sin conocer nuestra respuesta» Carmen Soberón no descarta el acuerdo «pero aún queda mucho por hablar»

Carmen Pérez Soberón, portavoz de Ciudadanos, no rechazó poder alcanzar un pacto con el gobierno, pero matizó que «aún está lejos, tenemos que hablar y ver qué propuestas aceptan. A partir de ese momento, se verá si hay acuerdo o no».

Sobre la mesa, existen propuestas como poner en marcha este año la tarjeta ciudadana e incluir beneficios relacionados con el transporte público, además de impulsar los planes de empleo vinculados con el sector metal-mecánico.

Ciudadanos también presenta discrepancias respecto a la utilización de los palacios de Maqua y de Camposagrado. Respecto al primero rechaza la inversión de un millón de euros que plantea el gobierno, defendiendo su venta. Además, solicita que el Camposagrado asuma diferentes servicios municipales que actualmente se encuentran en el edificio Fuero. De esta manera, éste podría albergar la sede de la Escuela del Deporte.

No del Partido Popular

Por su parte, el Partido Popular comunicaba ayer al gobierno que abandonaba las negociaciones presupuestarias. «No estamos de acuerdo y se lo decimos por responsabilidad, para que no pierdan el tiempo con nosotros y decidan si negocian con otras formaciones o plantean la cuestión de confianza», aseguró ayer su portavoz municipal, Carlos Rodríguez de la Torre.

El PP solo encuentra ausencias en el presupuesto. «No atiende el problema demográfico, con una ciudad que baja de los 80.000 habitantes y plantea propuestas como la oficina en Bruselas cuando todas las comunidades autónomas las cierran y no parece operativa», afirmó. De la Torre aseguró que «nuestra propuesta sería totalmente diferente. Por eso no seguiremos negociando».

La concejala de Hacienda no oculta su decepción por la actitud del Partido Popular «que se marcha de una negociación sin escuchar nuestra respuesta a sus propuestas». Para Ruiz, la actitud de los populares demuestra «su falta de trabajo y el nulo interés por la ciudad, se escudan en que su proyecto de ciudad es diferente pero no presentan alternativa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos