El PSOE pide «prudencia» ante los posibles cambios en la subasta eléctrica

El portavoz de Industria y Energía en la Junta, Jesús Gutiérrez, cree que el Ministerio aún está a tiempo de introducir mejoras en el documento

R. ARIAS AVILÉS.

Los sindicatos de las grandes empresas consumidoras de energía de la comarca, Alcoa, Asturiana de Zinc y ArcelorMittal, están un tanto alarmados después de conocer el borrador de la Orden Ministerial que regulará las condiciones de la próxima subasta de interrumpibilidad. El documento modifica la duración temporal del contrato, bajándola de un año hasta cinco meses, eliminando además los preavisos de dos horas y cargando los gastos originados por la propia subasta a las empresas. Ante esta posibilidad, el Partido Socialista ha pedido «prudencia».

El portavoz de Industria y Energía del Grupo Parlamentario Socialista en la Junta General, Jesús Gutiérrez, considera que aún hay tiempo para lograr cambios que redunden en una mayor estabilidad del sector. «El Gobierno tiene desde ahora la oportunidad de ir introduciendo mejoras para ir avanzando a un marco estable de la industria electrointensiva», señala el diputado.

Gutiérrez asegura comprender la «preocupación» de las empresas y de sus trabajadores ante los cambios anunciados por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, «que generan inestabilidad», al mismo tiempo que recuerda que la industria es «fundamental para la economía asturiana por los empleos y las inversiones que genera».

«Estos cambios generan inestabilidad en un sector fundamental para la economía»

Las empresas llevaban tiempo reclamando precisamente lo contrario de lo que se han encontrado en el borrador, una mayor duración de estas subastas por las que Red Eléctrica de España, adquiere a las empresas paquetes de potencia que luego puede paralizar a lo largo del periodo contemplado en caso de que haya una necesidad en el sistema. Esto ocurrió esta misma semana, en la noche del lunes al martes, cuando una avería en Aboño obligó a parar durante una hora, de forma sucesiva, a las tres empresas afectadas en Avilés.

En este caso, las empresas recibieron el preceptivo preaviso, contemplado para que puedan detener su producción con seguridad. Estas dos horas de margen se eliminan en la nueva propuesta, que limite ese tiempo a quince minutos, algo que tampoco ha resultado del agrado de los agentes implicados.

Gutiérrez, no obstante, ha querido hacer una llamada a la calma y al diálogo, y considera que aún es posible «tanto ampliar la vigencia de la subasta de los paquetes de interrumpibilidad como lo relativo a los peajes de acceso a la red y la fiscalidad que redunde en un precio final de la energía competitivo», explica.

Escepticismo positivo

El diputado socialista espera «con un escepticismo positivo», que el Ministerio pueda recoger «todas estas demandas que el Partido Socialista y los sindicatos del sector vienen realizando desde hace años».

Gutiérrez ha asegurado, además, que en los próximos días tiene previsto mantener una reunión con la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, en la que abordarán este asunto. «Ella ya ha mostrado su inquietud ante la inestabilidad que se cierne sobre un sector con una fuerte implantación en la comarca», recuerda.

Monteserín también ha rechazado que la subasta se acorte a cinco meses y ha abogado por crear un marco estable que permita a las empresas conocer sus costes eléctricos en el medio plazo. «No puede ser que cada año estemos en una incertidumbre, y ahora cada menos tiempo por lo que parece», señala la regidora avilesina.

Fotos

Vídeos