«Cualquiera puede utilizar el baño en un local público»

Una charla para profesionales abre las V Jornadas de Consumo Responsable

EVA FANJUL AVILÉS.

Al contrario de lo que muchos establecimientos y clientes suponen, los carteles que anuncian 'se reserva el derecho de admisión' y que se muestran en numerosos locales públicos avilesinos y asturianos están prohibidos por ley. De hecho, su utilización, así como el uso indebido, arbitrario o discriminatorio del mencionado derecho de admisión, puede suponer multas de entre 600 y 6.000 euros para los responsables o incluso conllevar el cierre temporal del establecimiento.

El subinspector de la Policía Local, Daniel Carreño, explicó estas cuestiones ayer durante su intervención en la primera sesión de las V Jornadas de Consumo Responsable de Avilés. Una actividad titulada 'Consumo, comercio, espectáculos públicos y actividades recreativas'. Una actividad dedicada a profesionales del comercio y de la hostelería de la Comarca y que también contó con la participación de Carlota Amo, responsable de Programas de Consumo del Ayuntamiento.

El subinspector Carreño dio a conocer la labor de la Policía Local como mediadora e informadora en casos de conflicto en materia de consumo, e incidió en la necesidad de conocer cuándo y cómo se debe aplicar el derecho de admisión en un establecimiento y todo lo relacionado con la ley autonómica de espectáculos públicos y actividades recreativas, que específica de manera muy concreta los límites de este asunto. Por ejemplo, muchos establecimientos desconocen que «solo se puede impedir el paso al local cuando el aforo está completo, cuando se supera el horario de cierre, en ciertas circunstancias relacionadas con menores de edad o si se dan situaciones reales de peligro o molestia».

«No se debe permitir la entrada de animales en los locales públicos, excepto autorizados »

En este último caso, Carreño recalcó que «nunca debe utilizarse la fuerza para desalojar a ninguna persona de un local, siempre hay que llamar a la Policía, sobre todo si nos encontramos en situación de riesgo o se trata de personas bajo los efectos del alcohol o los estupefacientes».

Por otro lado, el subinspector también advirtió que abunda la situación contraria, en la que «cuando la ley impide la entrada en caso de portar animales de compañía, y no se lleva acabo».

Carlota Amo informó a los asistentes sobre cuestiones relativas a las hojas de reclamaciones, a los procedimientos de mediación y al arbitraje de consumo. « Es obligatorio disponer del libro de reclamaciones y el no cumplimiento de esta norma conlleva multa», aclaró.

Ambos ponentes coincidieron en que «existe un gran desconocimiento de la normativa tanto por parte de los establecimientos públicos como de los clientes». Esta situación generalizada de desconocimiento de las normas provoca un buen numero de problemas que podrán evitarse con formación», destacó el subinspector Carreño. Por eso, ambos expertos en normativa se consumo expresaron la importancia de que se ofrezca información en los centros escolares al respecto.

Las jornadas de enmarcan en la celebración el jueves, 15 de marzo, del Día Mundial de los Derechos del Consumidor. Continuarán esta tarde en Centro de Servicios Universitarios, donde el responsable del Área de Proyectos de la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN), Rafael Cuervo, impartirá la charla 'Energías renovables en los hogares'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos