El Puerto aportará 990.000 euros a la ampliación de capital de la ZALIA

El acuerdo debe ser ratificado por Puertos del Estado y por el consejo de la propia entidad que gestiona la zona logística en Gijón

J. F. GALÁN AVILÉS.

La Autoridad Portuaria de Avilés aprobó ayer acudir a la ampliación de capital de la ZALIA con un desembolso de 990.000 euros a realizar en dos años. La decisión precisa del visto bueno de Puertos del Estado y de la propia ZALIA, la Zona de Actividad Logísticas e Industriales de Asturias, de la que es partícipe, cuyo consejo de administración rechazó el pasado verano una aportación de importe similar a realizar mediante la compra de una parcela.

Con esta operación se pretende «dotar de liquidez a la sociedad, evitar un mayor incremento de su pasivo y de los costes financieros soportados por la misma, al conseguirse los ingresos mediante aportaciones de los socios, y reforzar el patrimonio neto de la sociedad frente a las pérdidas acumuladas», sostiene la Autoridad Portuaria.

La necesidad de aportar fondos a la ZALIA para lograr su equilibrio particular ante las pérdidas acumuladas y atender sus gastos de explotación y las contingencias derivadas de los litigios abiertos con los expropiados ya se pusieron de manifiesto en 2014. Entonces se otorgó un préstamo participativo a su favor asumido por dos de sus accionistas, el Ayuntamiento de Gijón y el Principado, que asumió la parte correspondiente a las dos autoridades portuarias. El resultado fue una operación de 4.750.000 euros que permitió a la sociedad mantener el equilibrio y atender las deudas derivadas de los litigios por expropiaciones. Sin embargo, el retraso en su resolución, con el consiguiente incremento de intereses devengados, y la ausencia de ventas provoca la necesidad de una nueva inyección de capital en la que, si lo aprueban Puertos del Estado y la propia ZALIA, participará la Autoridad Portuaria de Avilés.

Movimiento comercial

Los tráficos portuarios acumulan un ligero descenso en los once primeros meses de 2017 en comparación con el mismo período de 2016, lastrados por los resultados de noviembre. Si hasta entonces el movimiento de mercancías había crecido un 2%, la escasa actividad registrada el mes pasado ha dado la vuelta a la situación. El descenso es poco significativo, el 0,35%, 15.312 toneladas menos, lo que sitúa el total en 4,39 millones.

A la espera de lo que depare diciembre, todo apunta a que el ejercicio se cerrará con unas cifras muy similares a las del pasado, cuando se quedó a menos de 29.000 toneladas, la carga de un buque de mediano porte, de alcanzar los cinco millones. Fueron 4.971.468, ligeramente por debajo de los 5,1 de 2015 y ligeramente por encima de los registros de 2014 y 2013, 4,8 y 4,7 millones, respectivamente. Tales cifras certifican que el movimiento de mercancías en los muelles comerciales, fiel reflejo de la actividad industrial de la comarca, se consolida tras tocar fondo en 2009, año en el que apenas se alcanzaron los cuatro millones de toneladas.

El mayor descenso por tipo de mercancías se registra en la general, 53.809 toneladas menos que dejan el total en 1.105.055 pese al notable incremento de tráficos en los muelles de Valliniello, fundamentalmente piezas de eólica, cuyo valor no guarda una relación directa con su peso. Por el contrario, los graneles sólidos, que suponen en torno al 60% de los tráficos totales, registran un incremento del 3,21% gracias a la actividad de Asturiana de Zinc, cuyas importaciones de blenda se mantienen por encima del millón de toneladas anuales, y pese al descenso de las importaciones de carbón, en su inmensa mayoría destinado a la industria, no a las térmicas.

También han subido en idéntica proporción, el 3,21%, los graneles líquidos, 587.632 toneladas, en su práctica totalidad ácido sulfúrico en régimen de exportación procedente de Asturiana de Zinc e importación de amoníaco con destino a la factoría de Fertiberia en Trasona.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos