El Puerto cierra el primer semestre del año con un aumento de tráficos del 3,5%

Las instalaciones portuarias de Avilés viven un año de incremento en sus mercancías. / MARIETA

Acumula un movimiento de 2.799.615 toneladas de enero a julio, tras registrar el mes pasado un crecimiento de casi un 18%

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El movimiento de tráficos del Puerto de Avilés cerró el primer semestre del año con un incremento anual del 3,54%, alcanzando las 2.799.615 toneladas, según informó ayer la Autoridad Portuaria de Avilés.

De esta manera se confirma la buena marcha de la actividad portuaria que, salvo cataclismo, cerrará el año en el margen de las cinco millones de toneladas, donde se encuentra su equilibrio económico.

Julio fue un buen mes para los tráficos portuarios, con crecimientos en todos los tipos de tráficos que explican que se alcance en el mes un registro de 471.279 toneladas, un 17,98% más que en julio de 2016. Los graneles líquidos aumentaron en la comparativa mensual un 13,74%; los graneles sólidos (el fundamento de la actividad portuaria), un 19,58% y la mercancía general un 15,59%. En julio, además, la pesca fresca registró un aumento de 177 toneladas, un 18,84%.

La mercancía general, aunque es menos importante en el número de toneladas (en lo que va de año representa 708.651 toneladas de los 2.799.615 toneladas movidas, el 25%) que otros tráficos, aporta un gran valor a la actividad portuaria, toda vez que en él se incluyen grandes piezas de la industria metalmecánica de la comarca. De hecho, es significativo que el pasado mes de julio, los muelles de Valliniello alcanzaron por primera vez en su historia la plena ocupación, un signo inequívoco de que las obras de ampliación respondían a una capacidad real en la industria comarcal.

Buen ejercicio

De esta manera, todo apunta a que el Puerto cerrará 2017 como un buen año, alcanzando al final del ejercicio el margen de los cinco millones de toneladas movidas que le permite mantener los números negros y, de esta manera, cumplir con los objetivos presupuestarios para la red de puertos del Estado.

El acumulado del ejercicio confirma que Avilés mantiene sus características como puerto fundamentalmente granelero con 1.684.932 toneladas desplazadas, un 6,78% más que en el mismo periodo del pasado año.

Fundamentalmente se trata de graneles desembarcados ya que representa 1.166.247 toneladas de las 1.684.932 movidas en los seis primeros meses del año. Asturiana de Zinc, que recibe blenda para su transformación, es uno de los principales clientes de este tráfico y que, por su ubicación, asegura que seguirán en Avilés. Además, aparecen nuevas empresas como García Munté Energía. Ambas son fundamentales para los registros del puerto avilesino.

Los graneles líquidos también representan un movimiento importante. Este año su incremento es del 4,44%, donde los embarques (ácido sulfúrico, por ejemplo) son igual de importantes que los desembarques (amoniaco para Fertiberia, uno de los de más peso).

La mercancía general representa este año un movimiento de 708.651 toneladas, lo que representa un descenso del 2,52%. La caída se centra en las exportaciones, ya que se embarcaron 478.246 toneladas en 2017 frente a las 602.425 de 2016, un 78,13% menos. La menor salida de grandes piezas metal-mecánicas explica este comportamiento, que podría recuperarse a lo largo del segundo semestre.

La pesca fresca registra en la rula avilesina un aumento del 9,72% en lo que va de año y alcanza ya las 9.084 toneladas.

Fotos

Vídeos