El puerto inicia derribos en la avenida de la Playa para crear nuevas parcelas

Los edificios que se comenzarán a demoler. / MARIETA
Los edificios que se comenzarán a demoler. / MARIETA

Los edificios ocupados en su día por distintos establecimientos eran una concesión que ha sido en su mayor parte rescatada ya

Y. DE LUIS AVILÉS.

La Autoridad Portuaria sigue ganando espacios para la instalación de nuevas empresas, la ampliación de las que operan en el puerto o la construcción de edificios o instalaciones que den servicio a las que trabajan en los muelles. La próxima parcela que liberará será la del edificio número 30 de la avenida de La Playa, el antiguo bar Roces.

La empresa Posada Organizaciones se encargará de la demolición con un presupuesto de 13.593 euros más los impuestos correspondientes. A ella, según indica el presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega, le seguirán otras para ir despejando esta margen izquierda de la avenida de la playa, en su día ocupada por bares y otros establecimientos a los que el puerto había realizado una concesión, pero que poco a poco han ido concluyendo o han sido rescatadas por el propio puerto casi en su totalidad.

El estado casi de ruina de algunos de los edificios también aconseja ya su demolición por seguridad. De momento no existe un plan concreto para los terrenos que libere este primer derribo, aunque en la Autoridad Portuaria no se descarta nada dado que son suelos que pueden tener usos diversos.

Margen izquierda

Por otro lado, dentro del proceso de reordenación de los muelles de la margen izquierda de la ría, el puerto también ha iniciado la contratación de la demolición de la nave de la empresa Emergycar. Destina a ello más de 45.000 euros e incluye el aprovechamiento del material reciclado. Emergicar, ya desaparecida, se dedicó a la importación de carbones de los países del Este a través de El Musel y de Avilés, su principal cliente en Asturias era ArcelorMittal. Su propietario fue detenido al incautarse la Guardia Civil hace tres años 294 kilos de cocaína en uno de los cargamentos de carbón importado por el puerto gijonés. La empresa quebró poco después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos