Quejas de vecinos y comerciantes por el «desastre» de obras en Santa Apolonia

Estado de las obras en la avenida de Santa Apolonia, a la altura del número 120, lo que ha provocado denuncias vecinales.
Estado de las obras en la avenida de Santa Apolonia, a la altura del número 120, lo que ha provocado denuncias vecinales. / JOSÉ PRIETO

Con el avance de los trabajos parecen haberse descuidado tareas como la señalización para peatones y el cálculo de los cortes de agua

C. R. AVILÉS.

No hay obra que no moleste, pero los vecinos de la avenida de Santa Apolonia no habían emitido una sola protesta desde que los trabajos para renovar las aceras y el asfaltado de la carretera comenzara el pasado mes de marzo. Hasta esta semana. En estos últimos días, este periódico ha recogido diversos testimonios que coinciden en señalar el descuido de unas obras que, quizás, por necesarias se habían ganado la complacencia de unos residentes que, ahora sí, protestan por una «dejadez» que afecta a todos, pero preocupa especialmente a los comerciantes.

Ayer, por ejemplo, el agua cuyo corte se había anunciado el día anterior hasta las cuatro de la madrugada del viernes, no regresó hasta última hora de la mañana. Todo un «descontrol» para los numerosos comercios, especialmente bares, de la calle. Los servicios estuvieron sin agua y los platos y los vasos se acumularon en el lavavajillas en el mejor de los casos, si el cliente en cuestión hubiera logrado llegar hasta la cafetería porque esa es otra de las protestas, la mala señalización y vallado de algunas zonas.

Además, a la altura del número 120, las aceras están cubiertas de grijo, lo que es «un desastre para vecinos y comerciantes». Sin embargo, en El Pozón «está todo muy bien organizado», señaló Javier Menéndez.

La cobertura de las aceras con grijo a la altura del 120 disgusta a los viandantes

Las quejas se producen conforme la obra avanza en varias fases. El lunes comenzaron las excavaciones para ensanchar el colector subterráneo, lo que mantendrá cortada al tráfico la calle Avilés, entre Monte Viso y Santa Apolonia, durante un mes.

La nueva conducción tendrá ochocientos milímetros de diámetro, desde la calle Santa Cecilia hasta su conexión con el colector que se sitúa en la confluencia de las calles Monte Viso y Avilés, lo que evitará los frecuentes episodios de inundaciones que se daban en Santa Apolonia, sobre todo a la altura de El Pozón.

Según informó el Ayuntamiento recientemente, los trabajos de renovación de los colectores secundarios de saneamiento se encuentran ejecutados al 65%, mientras que ya se ha realizado el 10 % de los trabajos en la red de distribución de agua potable.

Esta actuación en la calle Avilés ha obligado a cambiar la ruta de la línea 6 de autobús a su paso por la zona. Ahora la parada de referencia para los pasajeros de ambos sentidos es la de El Pozón.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos