El queso Peralzola vende sus bondades entre hosteleros gallegos y asturianos

Explicación de la producción del queso Peralzola. /  JOSÉ PRIETO
Explicación de la producción del queso Peralzola. / JOSÉ PRIETO

La empresa de La Peral recibió ayer la visita de los propietarios de una cadena de pulperías y de una sidrería, interesados en esta variedad de oveja

C. R. LA PERAL.

El Peralzola, el queso fabricado con leche de oveja por Quesos La Peral, premio al Mejor de España en la categoría de quesos azules en el reciente Salón del Gourmet celebrado Madrid, sorprendió ayer a tres hosteleros asturianos y gallegos que, de la mano del comendador Real Cofradía Platos de Oro, Carlos Guardado, visitaron la quesería familiar. Allí, además, coincidieron con unos exportadores canadienses con los que compartieron un rato de una visita que duró cerca de dos horas.

Esther Álvarez Bango, gerente de Quesos La Peral y su hijo José Pérez Álvarez, que será la cuarta generación al frente de la empresa, mostraron las instalaciones y explicaron el proceso de producción a Paco Gómez y Miguel Ángel de Dios, propietarios de la cadena de pulperías A Feira en Orense y Asturias, y a Justo García Castrillón, de la Sidrería Yumay y presidente de Gastrónomos del Yumay.

«La visita fue una agradable sorpresa, sobre todo para nuestros visitantes gallegos, menos acostumbrados a los quesos azules. Les sorprendió lo moderna que es la quesería, que además conserva la gestión familiar», resumió Carlos Guardado a su término.

A pesar de que ayer el protagonista fue el Peralzola, la variedad más reciente de Quesos La Peral es la elaboradas con leche de cabra (Peñoceo). Salió al mercado el año pasado y está superando las expectativas más optimistas. Numerosos reconocimientos y premios en salones de alimentación nacionales y europeos avalan su calidad. Con todo, el clásico, el más vendido y popular sigue siendo el de leche de vaca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos