«Nadie quiere hacerse cargo de la obra», denuncia la vecina con una habitación apuntalada

Catia Borges, con su hija en la habitación afectada en mayo. / MARIETA

Ningún vecino del número 1 de la calle Juan de la Cosa de La Luz ha recuperado por completo la normalidad desde el último incendio en el segundo piso en el mes de abril. La vivienda sigue calcinada en su interior y, a pesar de que el Ayuntamiento hizo una primera limpieza de toda la basura acumulada, los malos olores penetran por todas partes en el resto de pisos. Pero hay una familia que sufre más que el resto, ya que una de las habitaciones de su vivienda, situada en el tercero A, encima de la incendiada, sigue apuntalada casi seis meses después. «Ni lo han limpiado, ni arreglado ni nadie se hace cargo de la obra, ni el Ayuntamiento ni el seguro de la comunidad», denuncia Catia Borges. Además, pronto expira el plazo de seis meses que le dio el Ayuntamiento, «a partir de ahí la situación puede acarrear una multa», por lo que ha recurrido a una abogada, con el apoyo del presidente de la comunidad de propietarios del edificio.

Fotos

Vídeos