El Quirinal estrena la nueva cubierta del patio de educación infantil

La nueva cubierta del colegio El Quirinal. / PATRICIA BREGÓN

Los escolares pudieron ayer disfrutar del recreo en su zona habitual después de casi un mes de espera

RUTH ARIAS AVILÉS.

Con unas semanas de retraso sobre el plazo inicialmente previsto y con una polémica por el medio, los escolares de infantil del colegio de El Quirinal pudieron por fin estrenar ayer la cubierta del patio. Los trabajos de construcción se dieron por finalizados y los niños disfrutaron de su primer recreo bajo la nueva estructura, que se ha convertido en un sitio idóneo para los días de lluvia.

La reparación del patio había sido solicitada por la comunidad escolar, y fue una de las cincuenta obras que el Ayuntamiento llevó a cabo en los centros escolares públicos a lo largo de las vacaciones estivales. Diversos problemas hicieron que, sin embargo, la cubierta no estuviese lista el 11 de septiembre, día del inicio de las clases, lo que motivó las quejas de los padres.

Algunas familias consideraban que el polvillo que se desprendía de las labores de lijado y cepillado podría contener agentes tóxicos, duda ante la cual los trabajos pasaron a realizarse exclusivamente en horario extraescolar y se extremaron las precauciones. El Ayuntamiento encargó un informe a una empresa externa para conocer el contenido real de las emisiones, y de él se desprendió que no se estaban produciendo partículas de plomo, como creían algunos padres. Aún así, se mantuvieron las medidas protectoras adoptadas hasta la finalización de los trabajos.

Ayer fue el primer día en el que se pudo hacer uso de la zona de patio afectada por los trabajos, lo que permitió a los alumnos del centro escolar volver a la normalidad. Hasta ahora, y por necesidades de espacio, los niños de cinco años estaban disfrutando del recreo en el patio trasero, mientras que los de tres y cuatro años lo hacían en el de primaria, aunque en diferente horario. También se habían visto afectadas las entradas y salidas del centro, ya que los más pequeños estaban haciéndolas por la puerta de acceso al patio principal y formando fila delante del edificio de educación infantil.

Fotos

Vídeos