Ratificada la denuncia penal por uso fraudulento de la firma

Félix García Urdiales. / MARIETA
Félix García Urdiales. / MARIETA

C. R. AVILÉS.

Dos antiguos miembros del Cabildo de la Cofradía de Pescadores, uno de ellos Félix García Urdiales, se ratificaron en el juzgado en la denuncia penal presentada contra el Luis Brun Espiña, vicepresidente de la Cofradía, Alejandro Álvarez, secretario, y contra el directivo Sabino Santiago por presunto uso fraudulento de su firma y falsificación de la misma. Según explicaron, presentaron sendas cartas de dimisión al patrón mayor el 5 de junio de 2014 «porque ya empezaban a meterse con las casas del poblado».

Su «sorpresa» e «indignación» fue descubrir que su firma estaba en unas actas de reunión de 2015 que ellos no habían firmado. «Fue Sabino Santiago el que nos trajo un poder y nos pidió que firmáramos un papel para cerrar las cuentas de ese año. Luego nos enteramos de que esa firma se había usado para negar a un socio un cambio de vivienda». Tal fue el enfado al descubrirlo que «casi nos pegamos».

Ayer, además de ratificar su denuncia, formalizaron su personación en la causa como acusación particular.

Fotos

Vídeos