Un recorrido por el alma

El público atiende a las explicaciones de Carlos Cuadros, director del Niemeyer. / MARIETA

El presidente del patronato del Centro Niemeyer elogia la obra de Francis Bacon en la inauguración de la muestra de dibujos

FERNANDO DEL BUSTO avilés.
Sábado, 11 noviembre 2017, 02:54

El presidente de la Fundación del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, Vicente Domínguez, elogió ayer la obra de Francis Bacon (Dublín, 1909- Madrid, 1992) en la inauguración de la exposición de dibujos del artista irlandés que se puede visitar en la cúpula del complejo cultural hasta el ocho de abril del próximo año.

La exposición, comisariada por Fernando Castro, cuelga por tercera vez en España los dibujos de Bacon, siendo la mayor hasta la fecha, con 73 obras, de las que quince llegan por primera vez ante el público español. La colección cuenta con la Fundación Banco Sabadell como colaborador principal, además de disponer del apoyo de la Universidad de Oviedo y del Círculo de Bellas Artes.

La utilización de diferentes técnicas demuestra las habilidades de Francis Bacon, destacó Fernando Castro. La muestra es coherente con el universo de uno de los artistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX y cuya importancia analiza Castro en una conferencia que se proyecta en el primer piso. Además, junto a la entrada, en tres mesas con sus correspondientes sillas, los visitantes podrán consultar un catálogo de la obra de Francis Bacon.

Fernando Castro ha organizado la exposición en bloques temáticos, creando espacios de transición de un lugar de otro de manera que el visitante pueda recorrer la cúpula con total libertad. La entrada es impactante, con un gran dibujo del retrato del papa Inocencio X y una serie de versiones sobre el mismo tema. Es un golpe al espectador ante una serie de dibujos «que impresionan porque en el fondo nos muestran a nosotros, a nuestra alma», reflexionó Fernando Castro. La creación de Bacon no es ajena al existencialismo propio de una época que vivió el horror de la Segunda Guerra Mundial. y, según comentó el comisario, el pintor llegó a ser conocido como el más francés de los artistas ingleses.

Pero al tiempo, Bacon era una persona profundamente sensual, obsesionada por el cuerpo masculino que recrea de manera constante, como se puede contemplar en el recorrido por la cúpula del Centro Niemeyer. Fernando Castro recupera uno de los escasos dibujos de una mujer para que el visitante pueda compararlo con la recreación que Oscar Niemeyer hace del cuerpo femenino en el auditorio del complejo cultural. Un juego intelectual que sorprenderá a más de una persona en una colección que es de obligada visita para los amantes del arte.

La muestra se podrá visitar desde hoy sábado, once de noviembre, desde las once de la mañana a las dos de la tarde y de cuatro a siete de la tarde. Permanecerá cerrada los lunes y martes.

Secciones
Servicios