«Ha sido una regata muy agradable»

El francés Ian Lipinski, segundo por la izquierda, ayer en un pantalán del puerto deportivo junto a otros regatistas. / MARIETA

El francés Ian Lipinski gana con autoridad la primera manga de la Transgascogne

J. F. GALÁN AVILÉS.

Los veleros participantes en la Regata Transgascogne 6.50 ya están en Avilés. El primero en llegar fue el 'Griffon', tripulado en solitario por el francés Ian Lipinski, que cubrió en algo menos de 46 horas las 240 millas náuticas que separan el puerto de salida, la localidad francesa de Les Sables d'Olonne, al sur de Nantes, de la línea de meta, a la entrada de la ría. La cruzó a las 10.07 horas de ayer con tres horas y veintidós minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, el 'April Marine', uno de los dieciséis barcos de los 53 en competición con dos tripulantes a bordo, los franceses Clement Machetel y Jay Thomson. El tercero también fue un navegante en solitario, el suizo Simon Koste, a la caña de 'Eigth Cube Mojo'.

Los tres son prototipos, barcos con casco de fibra de carbono, seis metros y medio de eslora -común para todos los participantes- y avanzada tecnología de los que se han construido un máximo de diez unidades. Algunos tienen la proa redondeada y son capaces de elevarse sobre el agua y 'volar' sobre ella a velocidades superiores a veinte nudos sustentados únicamente sobre dos orzas. El resto fue llegando a lo largo de la jornada, los últimos ya bien entrada la noche. Todos quedaron amarrados en el puerto deportivo, que ofrecía una imagen inédita hasta la fecha.

Un problema técnico dejó en el puerto de salida a Ana Corbella, la primera regatista española en dar la vuelta al mundo a vela a dos sin escalas ni asistencia, tras navegar durante más de 102 días, y la principal baza española en esta Transgascogne 6.50. También participa la canaria Marta Güemes, a la caña del 'Artelia'. A la hora de cerrar esta edición se encontraba a nueve millas de la meta y ocupaba el puesto veinte en su categoría, barcos de serie con un tripulante. Hay otras tres, serie con dos tripulantes y prototipos con uno y dos. Se establecen cuatro clasificaciones, tantas como categorías, en función del tiempo real, sin compensación, dado que pese a las diferencias de materiales y diseños todos son monotipos.

«Ha sido una regata muy agradable», manifestó Lipinski poco después de echar el pie a tierra. La clave de su clara victoria fue, según explicó, que mantuvo más tiempo que nadie el rumbo sur en su brújula. «El resto viró antes hacia el Oeste», una trayectoria más corta en la que a la postre encontraron menos viento. Tampoco sopló con demasiada fuerza. «Más bien flojo. Al principio había mucha ola, pero después el mar fue calmándose». Durante las 46 horas de travesía durmió «cinco veces media hora» y alcanzó una velocidad máxima de doce nudos.

Las últimas millas fueron las más difíciles. «Desde qué vi la meta hasta que la crucé pasó más de una hora», concluyó Lipinski, ganador de la Transgascogne 6.50 en el año 2015. Para conocer el de la presente edición todavía queda la segunda manga, la misma travesía pero a la inversa, Avilés-Les Sables d'Olonne. La salida está programada para el sábado.

Jornada de descanso

Hoy miércoles, jornada de descanso, la organización obsequiará a los participantes con un vino español. La entrega de premios está señalada para las siete y media de la tarde de mañana jueves en el paso de la ría, a la altura del puerto deportivo. Durante estos tres días los 75 participantes, de diez nacionalidades diferentes y en su mayorías franceses, podrán visitar Avilés, aunque algunos ya tomaron ayer por la tarde un primer contacto en la ciudad. Entre ellos Lipinski, que tenía previsto alquilar una bicicleta.

La Transgascogne 6.50 es una de las regatas de vela en solitario de mayor prestigio a nivel europeo y abre la puerta a participar en pruebas transoceánicas, entre ellas la Mini Transat, para la que es clasificatoria. Desde su creación, en 1987, han participado en ella grandes nombres de la vela oceánica, como Isabelle Autissier, Thierry Dubois, Laurent el Yvan Bourgnon, Thomas Coville, MarcThiercellin, Catherine Chabaud o Ellen Mc Arthur. Debe e su nombre a que se celebra en el Golfo de Vizcaya, Golfe de Gascogne en francés, y a la eslora de los barcos, seis metros y medio.

Fotos

Vídeos