Un año de renovación tecnológica

El pasado ejercicio no sólo fue bueno para el Hospital Universitario San Agustín por las cifras de actividad. También se registraron importantes inversiones tecnológicas, como la compra de un nuevo mamógrafo para sustituir un equipo con más de veinte años de antigüedad y que sufría constantes parones. El año pasado, se cerró con 302 mamografías en espera y 285 realizadas. La buena noticia de la nueva dotación contrarresta los problemas para localizar radiólogos, especialistas muy reclamados en toda España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos