La reorganización interna permite mayor presencia policial en la calle

Un coche de la Policía Nacional en una imagen de archivo.
Un coche de la Policía Nacional en una imagen de archivo. / MARIETA

La plantilla se ha reforzado este verano con cinco agentes en prácticas, que estarán en la comisaría avilesina durante un año

R. A. AVILÉS.

La escasez de agentes en la Comisaría de la Policía Nacional de Avilés, motivada tanto por la jubilación de varios profesionales como por traslados, ha hecho que la plantilla haya estado muy ajustada en los últimos tiempos. A este hecho, común en toda España por la falta de oposiciones para acceder al cuerpo en los años precedentes, se sumó en la ciudad otra circunstancia: un alto número de bajas, en muchos casos psicológicas, motivadas por cambios de turnos que no respondían a las necesidades de los agentes y que les provocaban situaciones de estrés y ansiedad.

La falta de agentes llegó en determinados momentos a tal punto que no había disponibilidad para patrullar las calles a bordo de los conocidos como 'zetas', o que no se pudiera acudir a algunas llamadas desde la Policía Nacional, teniendo que pedir refuerzo a la Policía Local, también con un número de efectivos muy ajustado.

Ahora, con la misma plantilla, salvo por la llegada de cinco agentes en prácticas y la marcha de algunos de los veteranos por traslado, una reorganización interna está permitiendo que haya una mayor presencia policial en las calles, que a los agentes de la Policía Nacional se les vea más y que haya una menor dificultad para atender las llamadas de emergencia que, desde hace unos meses, ya no se reciben en la comisaría avilesina sino en una centralita común para toda Asturias situada en Oviedo, que recoge todas las comunicaciones al 091 de la capital, Gijón, Siero, Langreo y Mieres además de las de Avilés.

Refuerzo de plantillas

Con esta mayor presencia en las calles se espera poder seguir desarrollando una labor preventiva que resulta esencial tanto para dar una mayor sensación de seguridad a los ciudadano como para intimidar a los posibles delincuentes. A este incremento de agentes de la Nacional en las calles se le suma también el refuerzo de la plantilla de la Policía Local, que ha culminado una convocatoria pública de empleo para cubrir diez de sus veinte plazas vacantes.

Más complicadas están las cosas en la Policía Nacional, ya que el Ministerio solo tiene previsto cubrir una de las alrededor de veinticinco vacantes que existen en este momento en Avilés.

Fotos

Vídeos