Los robots se incorporan a la plantilla de las Doroteas

Alumnos de 5º de primaria aprenden sustantivos con los robots, en clase de lengua.
Alumnos de 5º de primaria aprenden sustantivos con los robots, en clase de lengua. / PATRIA BREGÓN

El colegio implanta un proyecto educativo pionero en España que refuerza lo aprendido en clase y desarrolla otras habilidades

C. DEL RÍO AVILÉS.

En el colegio Paula Frassinetti hay nueva plantilla de profesores: un ejército de robots que, programados por los propios alumnos, convierten la clase en un divertido juego en el que, sin darse cuenta, refuerzan el aprendizaje de contenidos y ayudan a desarrollar otra serie de capacidades como el trabajo en equipo, la agilización de los procesos mentales y la resolución de problemas. Es el proyecto 'InteRobotics Academy', implantado en el ciclo de primaria y que el 22 de junio presentarán en la I Feria de la Innovación Educativa de Gijón. Sin tener que esperar a que llegue ese momento, el colegio ya puede hablar de resultados porque esta metodología se probó y desarrolló durante el anterior curso escolar.

Los robots tienen su propia aula, desprovista prácticamente de sillas y mesas. En ella abundan enchufes, tabletas y diferentes tamaños de robots en función de la asignatura a tratar. Los alumnos, sentados sobre el suelo alrededor de un panel diseñado con un motivo alusivo al tema del día, introducen las preguntas en el programa instalado en la tableta y las plantean en forma de retos al resto de equipos. Desde estos dispositivos se controla también el movimiento de los robots.

En cuanto comienza la clase, la voz se eleva y comienza una (sana) competición entre los cuatro equipos que se forman en cada una. Ayer tocó trabajar con los sustantivos sobre un panel ilustrado con el abecedario. Otros días tocará plantear ecuaciones, visualizar la fotosíntesis o seguir el ciclo del agua. Tanto los paneles como las propuestas de juegos se trabajan a medias entre el profesorado y el equipo de la empresa InteRobotics, que personaliza los contenidos. De momento, tienen unos 150.

«El alumnado es capaz de resolver una serie de retos de aprendizaje, interactuando y experimentando con el entorno, enfrentándose a situaciones reales en las que aplican los conocimientos adquiridos y nociones de programación creativa», señaló la directora del centro, Montse Álvarez a propósito de un proyecto educativo pionero en España y que se ha incorporado «en la apuesta por la innovación tecnológica y en un nuevo marco de aprendizaje». Tanto ella como la profesora Olga Martínez destacan que los chavales «suben encantados al aula». «La clase es más activa y movida», recalca la segunda.

Como cualquier cambio o innovación, al principio costó un poco adaptarse e implantar estas sesiones en la dinámica semanal. Ahora, todo es mucho más ágil. «Estamos expectantes y necesitamos cosas nuevas para motivar a los alumnos», indican. De momento, este proyecto está únicamente implantado en primaria, pero se trabaja ya en el diseño para incorporarlo tan pronto como sea posible en secundaria.

La directora resume que la experiencia con los robots está resultando «muy interesante». Reconoce que incorporar la innovación tecnológica a la educación era un reto, más aún cuando se trata con generaciones que son nativos digitales. Su objetivo era integrar las nuevas tecnologías en el aula, traspasando los límites de las plataformas y pizarras digitales por medio de alguna herramienta más innovadora. Con estos robots parecen haber dado con la tecla.

Fotos

Vídeos