La alcaldesa de Castrillón pedirá a Fomento que vuelva a estudiar el túnel bajo la ría

La alcaldesa de Castrillón pedirá a Fomento que vuelva a estudiar el túnel bajo la ría
Una de las alternativas que se ha barajado en los últimos catorce años para solucionar los tráficos portuarios ha sido un túnel bajo la ría. / MARIETA

Triguero plantea recuperar la descartada alternativa de acceso al Puerto junto al planteamiento de los arquitectos Balbín

YOLANDA DE LUIS / SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

La alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero, anunció ayer su intención de plantear al Ministerio de Fomento que incluya en su estudio sobre los nuevos accesos al puerto otras alternativas. La semana pasada ya había respaldado la que plantean los arquitectos Balbín para sacar a través de un túnel paralelo al del soterramiento de las vías los tráficos rodados. Ahora suma dos propuestas más. Triguero recupera el proyecto del túnel bajo la ría, la llamada alternativa 3B, y también plantea que en caso de que se optase por el trazado que discurre por Avilés desde la avenida de la Industria hasta Gaxín, que no se enlace la carretera con la Variante, sino que se continúe el trazado hasta hacerlo con la Autovía del Cantábrico, la A-8.

La primera edil castrillonense ya había lamentado la semana pasada que «la alternativa que dibujaba un túnel bajo la ría ha sido descartada sin más, pese a que ningún informe avale tal decisión, de evidente carácter político». Este proyecto fue estudiado en dos ocasiones por los técnicos y en las dos fue rechazado. En la resolución de la Consejería de Fomento de marzo de 2015 en la que se daban los pasos para seguir con el procedimiento para redactar el proyecto de esta carretera se hacía un repaso de lo sucedido en los años anteriores desde que en 2004 la entonces Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio autorizaba el inicio del expediente para la realización del estudio informativo de la nueva carretera de conexión de la margen izquierda de la ría de Avilés.

Se recordaba ahí que entre finales de 2012 y marzo de 2015 la Consejería había «desarrollado un intenso trabajo de coordinación y discusión técnica con los ayuntamientos afectados y la Autoridad Portuaria». Fruto de ese trabajo se concluía que Castrillón se seguía oponiendo a la alternativas que pasaban por su territorio, la 1 (Raíces) y la 2 (La Plata) y que Avilés había presentado «sucesivas modificaciones técnicas para mejorar la alternativa 2. Además se indicaba que la propia Dirección de Infraestructuras había contratado una ampliación de la alternativa 3, túnel bajo la ría, denominada 3B, que introducía variaciones con respecto a la estudiada inicialmente.

En caso de que se opte por la Ronda Norte por Gaxín, pide que enlace a la A-8 y no a la Variante

Consultado el Ministerio de Fomento, en febrero de 2015 la Secretaría de Estado de Infraestructuras remitió un informe en el que se decía que esta nueva propuesta de túnel bajo la ría, la que ahora Castrillón quiere que se vuelva a estudiar, «no cumple el objetivo de conexión entre la N-632 o Variante de Avilés y el puerto firmado en el protocolo de 2007». Pero además advertía de que se trataba de una solución «compleja y costosa, principalmente por las exigencias que tiene realizar un paso bajo la ría».

Añade en su rechazado «razones técnicas, funcionales y económicas». De ahí que ya entonces el Ministerio expresase su apoyo a las alternativas de acceso desde el norte, las que planteaban la conexión con la Variante.

Posteriormente Castrillón volvió a rechazar expresamente la propuesta que planteaba este enlace en terrenos dentro de su concejo y de nuevo este proyecto quedó parado hasta que en septiembre del año pasado volvió a retomarse por parte de las tres administraciones, firmándose en marzo el protocolo para realizar un nuevo estudio que incluya todas las alternativas, muchas de ellas ya estudiadas y desechadas técnicamente.

Nuevo enfrentamiento

Cuando todo parecía ya encaminado con una propuesta en la que el enlace con la Variante se producía en terrenos de Avilés y toda la nueva carretera, gran parte en túnel, discurriría por suelo avilesino, el debate político se ha vuelto a encender entre Avilés y Castrillón. Yasmina Triguero ya había mostrado en enero, cuando se dio a conocer la alternativa técnicamente acordada por las tres administraciones, su rechazo a llevar el tráfico a la Variante. Pero ha sido el hecho de que la alcaldesa de Castrillón anunciase su apoyo público al planteamiento del estudio de los arquitectos Balbín y de nuevo rechazase la alternativa planteada, aunque no toque su concejo lo que ha encendido nuevamente el enfrentamiento entre los dos concejos. La alcaldesa de Avilés lo ha calificado como una «injerencia política», algo que no ha sentado bien en el municipio vecino, pero a lo que no se quiere dar respuesta pública.

Ahora la alcaldesa de Castrillón anuncia que no solo pedirá que se estudie la propuesta que realizan los Balbín, sino también que se reestudien otros planteamientos anteriores e insistirá en que el enlace no se produzca en la Variante sino en la Autovía del Cantábrico, por lo tanto pedirá que se introduzca una nueva alternativa en el estudio final.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos