La Ronda Norte no se limitará a dar solución al puerto sino también «al tráfico de Avilés»

Parcelas de La Maruca afectadas por la Ronda Norte. / MARIETA
Parcelas de La Maruca afectadas por la Ronda Norte. / MARIETA

El nuevo proyecto implicará cambiar el protocolo con el ministerio y que el Principado aporte parte de la financiación

RAMÓN MUÑIZ | RUTH ARIAS AVILÉS / OVIEDO.

La Consejería de Infraestructuras del Principado y el Ministerio de Fomento parecen tener la determinación de poner fin de una vez al debate sobre la Ronda Norte de Avilés y, junto al Ayuntamiento de Avilés, trabajan de cara a una reunión que se producirá el próximo mes de diciembre y en la que debería decidirse un trazado definitivo. Saldrá de las cinco variantes que se estudian en la actualidad, cuatro de las cuales, según adelantó La VOZ, no tocan el concejo de Castrillón, cuya firme oposición al proyecto anterior hizo que este se atascara en los tribunales. El consejero Fernando Lastra asegura además, que la idea actual es la de no limitarse a hacer una infraestructura que de servicio al Puerto de Avilés, sino que la futura Ronda Norte sirva además para «resolver las necesidades de tráfico de la ciudad».

Ello implica que la vía no se limitará a ser una actuación portuaria, sino que conllevará más ventajas para Avilés, que pasarán por mejorar las entradas a la ciudad desde la variante, limitadas en la actualidad al acceso por Buenavista y, en sentido Gijón, también por Los Canapés, dos puntos en los que se producen importantes embotellamientos que aún están pendientes de solucionar.

El hecho de que la actuación no se limite a dar solución a los tráficos del Puerto de Avilés, considerado de interés general de Estado, plantea la posibilidad de que ya no solo sea el Ministerio el que sufrague la obra, tal y como se había contemplado en el protocolo sellado entre las partes, que recogía que el Principado se hacía cargo del proyecto y el Gobierno central de la ejecución de la obra. «Si hacemos algo más, tenemos que entrar a participar», reconoce el consejero.

«Tenemos que estudiar todas las opciones, incluida la posibilidad de que algunas de ellas tengan que contemplar el desdoblamiento de la variante», señala el consejero. Aprovechar la variante es, por el momento, la única posibilidad sobre la que se está trabajando, y de la que parten las cinco alternativas que hay ahora mismo sobre la mesa. Desde ahí, y concentrándose en el entorno de Gaxín, partiría la futura Ronda Norte que conectaría esta vía de alta capacidad con el puerto.

El problema estriba en que esto supondría aumentar el volumen de tráfico de la variante, que se había logrado reducir con la entrada en servicio de la A-8 en los tramos entre Tamón y Vegarrozadas. Incrementar el tráfico nuevamente el la N-632 supondría arriesgarse a volver a las elevadas cifras de siniestralidad que se daban hasta el año 2005, cuando se abrieron esos tramos de la autovía y la variante quedó exclusivamente para el tráfico local.

«Si llevamos tráficos por encima de los 15.000 vehículos habría que desdoblar», reconoce Lastra. Pero para hacer eso primero hay que conocer los costes, que serán elevados, por lo que, según algunas fuentes, esta obra podría afrontarse en una segunda fase. Este posible desdoblamiento de la variante deberá incluirse en los costes del proyecto, que subirían de forma importante si finalmente es necesario ampliar el número de carriles.

Selección de proyectos

Los técnicos municipales del Ayuntamiento de Avilés trabajan conjuntamente con los del Principado para dar solución a un problema que lleva enquistado toda una década. De las cinco propuestas que se barajan, todas nuevas con respecto a las que se habían planteado hasta el momento, se espera realizar una preselección y presentar el próximo mes al Ministerio únicamente una o dos opciones.

El objetivo, según Lastra, es buscar el trazado «más útil para Avilés», teniendo en cuenta que se lleva ya «demasiado tiempo discutiendo». En algunas de las opciones planteadas hasta ahora, el Principado se ha topado con el rechazo de Castrillón, en otras con que no eran soluciones válidas para Avilés, y ahora se busca dar una solución a las necesidades de la ciudad a través de una infraestructura que se considera imprescindible para el desarrollo de la ciudad.

En esa misma reunión con el Ministerio de Fomento del próximo mes se abordarán también otros asuntos trascendentales para la ciudad, como es el soterramiento de las vías, para el que se espera contar ya con una propuesta definitiva. En base a ella se definirá además el ordenamiento de la Isla de la Innovación, afectada por las actuaciones que sobre la línea ferroviaria vayan a realizarse.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos