Rosarios de todos los credos

Nicolás Antonio Cuervo Fernández, junto a una de las vitrinas de la exposición.
Nicolás Antonio Cuervo Fernández, junto a una de las vitrinas de la exposición. / MARIETA

El coleccionista Nicolás Cuervo reúne en Miranda su particular tesoro religioso

M. PICHEL AVILÉS.

El rezo del Rosario tiene una profunda raíz en la tradición cristiana y ha llegado hasta nuestros días como una forma de honrar a María, la madre de Jesucristo. En el rito católico, se conmemoran veinte misterios, y para ello se utiliza como apoyo una sarta de cuentas que también recibe el mismo nombre de rosario. Pero existen rituales similares en otras vertientes cristianas, desde los ortodoxos hasta los anglicanos, así como en el islam e incluso en el budismo. Nicolás Antonio Cuervo Fernández es vecino de Miranda y un apasionado del coleccionismo, y así ha reunido una espectacular colección de estos particulares elementos, de diferentes credos, que ha expuesto en la Iglesia de Miranda en los días de las fiestas, con la colaboración del párroco José Manuel Feito.

«Empecé con la colección porque un amigo mío franciscano me regaló uno», explica Nicolás. De un simple gesto a reunir un impresionante muestrario de más de cien rosarios, de múltiples tipologías, desde el material de las cuentas, pasando por el número de las mismas (variable dentro del propio cristianismo), y también según el credo que lo utilice. El rosario católico más convencional está formado por 55 cuentas, de tal forma que en la oración, «cada diez Avemarías vayan separados por un Padrenuestro», según recoge el propio Nicolás.

Ese rosario inicial católico picó su curiosidad. «Empecé a investigar, a aprender sobre el tema, a saber que había de otras religiones», revela Nicolás, que desde entonces ha recabado una espectacular colección, que continúan agrandando con descubrimientos propios y aportaciones de sus amigos, cuando visitan diferentes países. «Es una expresión cultural», la define.

«Empecé con la colección por que un amigos franciscano me regaló uno»

Insólitos

Algunos son insólitos, como los de dedo. «Son como un anillo, con sus propias cuentas, y se va girando según se reza la oración», explica. Una buena muestra de ellos se encuentran en su colección. Ahora busca completar su tesoro con rosarios anglicanos, que tienen 33 cuentas, aunque «los más difíciles de conseguir son los de la Iglesia Ortodoxa», asegura, conocidos como cordones de oración, trenzados con nudos. Pero el rosario no es algo únicamente cristiano. Nicolás cuenta con varios ejemplos de la tradición de la India, desde los 'malas' budistas (108 cuentas) hasta de los Sij y de los hinduistas. Y también los rosarios similares con los que cuentan los musulmanes, los llamados 'tasbih' o 'masbaha'. Una colección bien cuidada y conservada, que le gusta mostrar a quien se lo pide y que no ha dejado en ningún momento de crecer.

Fotos

Vídeos