De Rueda tilda de «nostálgicos de otra época» a Araujo, Zarracina y Álvarez

Pedro de Rueda, en una visita reciente al pantano de Trasona. / MARIETA
Pedro de Rueda, en una visita reciente al pantano de Trasona. / MARIETA

El presidente de la gestora del PP dice que trasladará hoy al comité regional las críticas de los tres concejales al portavoz municipal y no descarta un expediente

J. F. GALÁN AVILÉS.

El presidente de la gestora que desde el pasado mes de mayo dirige la junta local del PP de Avilés, Pedro de Rueda, califica de «nostálgicos de otra época que no va a volver» a Alfonso Araujo, Constantino Álvarez y Francisco José Zarracina, los tres concejales que acusan al portavoz municipal, Carlos Rodríguez de la Torre, y a la propia gestora de seguir «un rumbo errático» que ha convertido al PP local «en un partido irrelevante».

Tales declaraciones «denotan deslealtad», añadió de Rueda, que anuncia que hoy lunes informará a la dirección regional del partido «para que tome las medidas oportunas». A su juicio, el portavoz municipal es, «como en todos los partidos, quien representa al grupo municipal. Lo que sucede es que hay gente con un desmedido afán de protagonismo a quien no le interesa la normalidad, gente que añora tiempos pasados en los que dominaron el partido», dijo en relación a los tres concejales. La gestora, continuó, «trabaja para construir un PP moderno y de futuro mientras otros airean públicamente sus ambiciones personales sin importarles que hacen daño al partido que tanto dicen defender».

Zarracina, Álvarez y Araujo señalaron a la «negativa» del portavoz municipal a negociar el presupuesto municipal de 2018 con el PSOE como culmen del «rumbo errático» que observan. De Rueda afirma por contra que el PP «mantuvo muchas reuniones con los socialistas para intentar llegar a un acuerdo» y que finalmente se levantó de la mesa «al comprobar que no tenían el menor interés de llegar a un acuerdo».

Los tres concejales también aseguraron que la decisión se adoptó «sin consultar a nadie», extremo que el presidente de la gestora rechaza. El portavoz «informó a la junta, y ninguno de los tres puso la menor objeción. Es ahí donde tenían que opinar, donde tenían que plantear y discutir sus discrepancias, pero no manifestaron ninguna, y después salen a criticar públicamente al partido con el único fin de desprestigiar la labor que estamos realizando y la del portavoz», reiteró.

Visitas del ministro

De Rueda se detuvo en este punto. «A ver si piensan que el ministro de Fomento -Íñigo de la Serna- vino a Avilés por casualidad a desbloquear proyectos clave para la ciudad que llevaban muchos años enquistados. Vino gracias al trabajo que realiza el partido y el portavoz municipal. Esas obras tienen que ir acompañadas de un presupuesto serio y riguroso que permita desarrollar esos proyectos, y el que ha puesto sobre la mesa el PSOE no lo es», dijo en relación al soterramiento ferroviario, a la futura nueva carretera de acceso al puerto, al desbloquee de los enlaces al PEPA y a la rehabilitación del palacio de Maqua.

De Rueda defendió la labor de la gestora que preside. «El PP de Avilés ha crecido mucho en los últimos meses. Cada vez tenemos más militantes, pero parece que a algunos no les gusta», concluyó.

Araujo, Álvarez y Zarracina aseguraron que el borrador presupuestario del PSOE «lleva el ADN» del PP, al incluir proyectos «nuestros, como la rehabilitación del parque del Muelle», y sostienen que de haber mantenido las negociaciones «se podría haber incorporado otros». También reclamaron a la gestora que convoque el congreso del que saldrá la nueva junta directiva del PP de Avilés, a día de hoy sin fecha. En este sentido, Araujo es el único que se ha postulado como candidato.

Sus declaraciones han destapado definitivamente una situación evidente desde hace meses, la profunda división que existe en el PP de Avilés. Araujo, Zarracina y Álvarez encabezan el sector díscolo, contrario a muchas de las decisiones que emanan de la directiva regional -a la que reprochan que haya asumido de facto la dirección a la junta local- empezando por la de destituir de forma fulgurante a la anterior presidenta de la junta local, Carmen Rodríguez Maniega.

El otro lo representan De la Torre y las dos concejalas que completan el grupo municipal, Ana Bretón y Reyes Fernández Hurlé, fieles a las directrices del PP de Asturias y del presidente de la gestora por él designado. Cada uno convoca ruedas de prensa por su cuenta, sin que se entere la otra parte, y salvo en los Plenos, no se les ve juntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos