«He sacrificado un poco la música por la literatura»

El músico Sabino Méndez. / RAFAEL CARMONA
El músico Sabino Méndez. / RAFAEL CARMONA

El novelista barcelonés y compositor de 'Loquillo y Los Trogloditas' estará mañana junto a Pablo Moro en el ciclo Palabra del Niemeyer Sabino Méndez Músico y escritor

EVA FANJUL AVILES.

Tras triunfar como músico y letrista con el grupo de rock 'Loquillo y los trogloditas', Sabino Méndez se consolida ahora como reputado novelista con obras como 'Corre, rocker' o la más reciente, 'Literatura Universal'. El jueves, Méndez, será el invitado del ciclo Palabra en el Niemeyer, donde conversará con el músico asturiano Pablo Moro.

-Es usted el invitado del ciclo Palabra del Niemeyer, ¿qué opina de encuentros como este?

- A lo largo de mi vida he querido ser muchas cosas, pero hay un personaje imaginario que me hubiese encantado ser y es el de profesor de literatura, por el mero hecho de tener la oportunidad de poder contagiar el entusiasmo por la lectura. Por eso, creo que ciclos como este del Niemeyer son estupendos. Te permiten compartir con el público la pasión por lo que haces de una manera directa y cercana.

«Cataluña lleva demasiado tiempo sufriendo un sectarismo enorme»

-A priori, algunas personas se sorprenden de que un rockero famoso pueda ser, además, un reputado novelista. ¿Su trayectoria musical ha afectado de algún modo ha su carrera como escritor?.

-La verdad es que no ha sido un obstáculo. Después de mucho conseguí dedicarme a aquello que quería hacer desde joven, a escribir. Y he sacrificado, más o menos, la música por la escritura. Lo importante es el efecto que tenga en aquel que lo lee, no las consideraciones externas. Estoy convencido de que si un libro no es bueno no tendrá recorrido.

-En su última novela 'Literatura Universal' hay cientos de citas de grandes autores que acompañan a los personajes a lo largo de toda la obra, ¿cuáles le han marcado más a usted?

-Son muchísimas, pero diría que son aquellas obras de las que eres capaz de recordar una frase, un párrafo. No olvido, por ejemplo, mi primera lectura a los de diez años de 'Huckleberry Finn, de Mark Twain. Soy un absoluto fan de autores como Cervantes, Shakespeare, Foster Wallace, son innumerables. Todos ellos me descubrieron que la escritura tiene mucha retranca. Me enseñaron cómo a veces los autores tenemos que contar verdades muy duras, desagradables, y hay que saber hacerlo de tal manera que no espante a los lectores.

- Hace usted un relato generacional en sus obras, que reflejaren en parte su experiencia personal en la época de los años setenta y ochenta. ¿Hay mucha diferencia entre aquella generación de jóvenes y la actual?

- Yo creo que no en lo esencial. No se puede hacer un retrato abstracto de la juventud, que está llena de individualidades. No creo que ahora haya ni más ni menos jóvenes inquietos que en los ochenta. Lo que pienso es que es el Estado el que debe cuidar de aquellos que tiene talento. Hay que apoyar al talento.

- Usted es catalán y fue fundador de Ciudadanos. ¿Cómo está viviendo la actual situación de Cataluña?.

-Como soy más ácrata y más rockeros que otros, no tengo tantos melindres en decir públicamente que en Cataluña se lleva demasiado tiempo sufriendo una situación injusta de un sectarismo enorme. Al punto de que todo aquel que no es independentista se convierte automáticamente en un anticatalán o un fascista. Como dijeron mis admirados Les Luthiers «el nacionalismo es una forma de xenofobia». Es el momento de hacer un ejercicio de solidaridad y de recuperar el respeto por la opinión del otro.

- Hace poco que ha presentado su última novela ¿tiene algún otro proyecto en marcha?

- Siempre un par de historias encima de la mesa, pero ahora tengo pensado centrarme un poco más en la música. Le debo a Loquillo varias canciones y me dedicaré acabarlas.

- Tiene ascendencia asturiana ¿Ya conocía Avilés y el Centro Niemeyer?

-Mi abuelo, nació en Viavélez y vivió en Avilés y mi padre nació en Vegadeo. Casi no recuerdo la última vez que vine a Avilés. Y tengo muchas ganas de conocer la ciudad y el Centro Niemeyer, me han hablado muy bien de ambos.

Fotos

Vídeos