Santa Apolonia, camino de obstáculos

La imagen lo dice todo, los dos carriles de Santa Apolonia en el cruce con Llaranes en dirección Villalegre están impracticables. /  MARIETA
La imagen lo dice todo, los dos carriles de Santa Apolonia en el cruce con Llaranes en dirección Villalegre están impracticables. / MARIETA

Vecinos y conductores reclaman que se mejore el estado del firme en el cruce con Llaranes, donde es imposible evitar los socavones

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La alcaldesa, Mariví Monteserín, recordaba recientemente en una entrevista concedida a este periódico la complejidad de las obras de urbanización de la calle Santa Apolonia. Vecinos y comerciantes, así como los conductores, aunque no comparten cómo se están acometiendo los trabajos, entienden que es difícil afrontar un proyecto que afecta a uno de los principales viales de la ciudad, pero no comprenden por qué no se rebachea la vía hasta que llegue el momento de su asfaltado, para el que al menos faltan cuatro meses.

En las últimas semanas, LA VOZ ha recibido las quejas de numerosas personas por el estado en que se encuentra esta calle en el cruce con Llaranes. Es imposible sortear los baches y socavones que se cuentan por decenas en unos pocos metros. Además, a ello se suma el hormigón colocado para tapar las zanjas realizadas para cambiar las redes de servicios en la zona, que con el paso de los meses y la importante intensidad de tráfico que soporta la calle está completamente deteriorado.

«Antes de iniciarse las obras de urbanización al menos el Principado de vez en cuando echaba un poco de asfalto sobre los baches, duraba poco tiempo, pero durante unos días se podía conducir sin tener que pensar en que vas a dejar el coche en la carretera», explicaba uno de los conductores que se ha puesto en contacto con este periódico. «Sabemos que todavía queda tiempo para que se asfalte la carretera, pero no se puede mantener en este estado aunque solo sea por seguridad vial», señala otro de los afectados. Y en este mismo sentido varias reclamaciones más recibidas también a través de nuestras redes sociales.

La imagen de este cruce lo dice todo, los carriles en dirección Villalegre está sembrado de baches y socavones en los que los conductores no pueden evitar caer. Unos metros más adelante, el vial también está en malas condiciones, aunque no alcanza los niveles de este cruce.

La marquesina

Por otro lado, el Ayuntamiento espera recibir en estos días el proyecto para el traslado de la marquesina. Después, será necesario realizar los trámites para su contratación. Este proyecto es fundamental para finalizar los trabajos en la zona, ya que hasta que no se traslade la estructura no se podrá construir la rotonda prevista y acometer el asfaltado de la carretera, la última fase del proyecto de urbanización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos