El sector oficial abordará esta semana el reparto de tareas

F. B. AVILÉS.

La marcha de los tres concejales críticos obligará a una reorganización del grupo municipal del Partido Popular, una tarea imprevista para el nuevo presidente local, Pedro de Rueda. Además de perder la mitad de los efectivos, el PP cuenta con la baja de facto de Reyes Fernández Hurlé que por sus responsabilidades como secretaria general de Nuevas Generaciones pasa en Madrid la mayor parte de la semana. De esta manera, Carlos de la Torre, con media liberación, y Ana Bretón, deberán asumir el peso del día a día. Además, el grupo municipal deberá nombrar a una nueva secretaria en sustitución de Marta Fernández del Viso, alineada con el sector crítico. Ya en clave interna, la nueva junta local deberá abordar la distribución de las áreas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos