La condenada por trato degradante a su abuelo acepta seis meses de cárcel por estafar a una mujer

Seis meses de cárcel por anunciar un viaje falso y estafar a una mujer
La estafadora se tapa el rostro ante la presencia de cámaras en el juicio. / JOSÉ PRIETO

No entrará, sin embargo, en prisión al estar recurrida la sentencia anterior

C. DEL RÍO AVILÉS.

N. V. F., que el pasado mes de enero fue condenada a un año y cuatro meses de prisión por trato degradante a su abuelo, aceptó ayer una pena de seis meses de cárcel como autora de un delito de estafa al engañar a una mujer con una falsa oferta de un viaje a París colgada en redes sociales. No entrará, sin embargo, en prisión al estar recurrida la sentencia anterior.

La estafadora evitó así el juicio previsto en el Juzgado de lo Penal Número 1 y en el que se hubiera enfrentado a una pena de cárcel de dos años y medio solicitada por la Fiscalía, que finalmente accedió a bajarla a los seis meses al valorar como atenuante la reparación del daño causado. Haber abonado a la víctima los 530 euros estafados pesó más que el agravante de la reincidencia.

El acuerdo de conformidad alcanzado entre su abogado, José Carlos Botas, y el Ministerio Fiscal eliminó también cualquier tipo de responsabilidad civil, aunque N. V. F. tendrá que pagar las costas procesales.

Cobró 513 euros a la clienta por un viaje que ella había concertado por 2.879 euros

La mujer publicó, entre septiembre y octubre de 2015, una oferta de un viaje en la red social Facebook haciéndose pasar por la agencia de viajes Vivetuviaje. Anunciaba un viaje de tres días a París para tres personas por 577 euros que captó rápidamente el interés de una clienta. Previamente, la estafadora había concertado por 2.879 euros ese mismo viaje con una comercial de la agencia de viajes 1.000 Tentaciones.

La clienta realizó una primera transferencia por importe de 180 euros a una cuenta que no pertenecía a la agencia de viajes y dos entregas en mano a la procesada 195 euros y 138 euros.

N. V. F. ya había sido condenada por estafa en una sentencia firme dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial en febrero de 2014. Fue condenada a seis meses de cárcel, pena que fue suspendida por dos años el 15 de noviembre de ese mismo año.

N. V. F. acaparó la atención mediática el pasado mes de marzo al ser juzgada, y posteriormente condenada, por trato degradante a su abuelo. Esa sentencia está recurrida.

El Juzgado de lo Penal Número 2 le impuso un año y cuatro meses de prisión al considerar probado que «sin autorización facultativa, modificó la medicación que tomaba (su abuelo) Silvino y le suministraba sin necesidad, diariamente, dos orfidales por la mañana, en el desayuno, y otros dos por la tarde, así como tres gotas de Haloperidol tres veces al día». Silvino Valdés falleció en abril de 2014 en la casa familiar que tenían alquilada en Agones (Pravia), aunque tanto ella como el abuelo son de la zona de Villaviciosa. La acusación particular pedía también la condena por homicidio imprudente, pero esto no pudo ser demostrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos