La Semana Santa va a más

Javier Menéndez Ferré durante la lectura del pregón de la Semana Santa en la iglesia de San Nicolás. / PATRICIA BREGÓN
Javier Menéndez Ferré durante la lectura del pregón de la Semana Santa en la iglesia de San Nicolás. / PATRICIA BREGÓN

El pregonero Javier Menéndez Ferré elogia la unidad de la cofradías penitenciales

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Apuntan que habrá mal tiempo para Semana Santa, pero los cofrades avilesinos no se arredran y el ambiente que ayer se apreciaba en San Nicolás de Bari con motivo del pregón inaugural de las celebraciones penitenciales parece augurar que este año marcará un punto de inflexión, un salto más en la curva ascendente que se viene registrando desde hace veinte años.

Marita Fernández, vicehermana mayor de Jesusín de Galiana, presentó al pregonero, Javier Menéndez Ferré, elogiando su compromiso con la cofradía, destacando como la celebración de la Semana Santa es «un ejemplo del buen hacer de todos juntos».

Javier Menéndez Ferré cumplió sus intenciones como pregonero y se mantuvo en el cuarto de hora previsto con un texto sobrio y equilibrado. Describió a la Semana Santa como una realidad compleja, en la que convive tradición, historia, patrimonio y fe. Además, realizó un recorrido cronológico por las celebraciones penitenciales que evolucionaron desde su intención catequética inicial. Ferré destacó elementos «del patrimonio inmaterial», como las salves o las mismas procesiones y elogió la capacidad de las cofradías avilesinas para incorporar nuevos elementos como la tamborrada. En su análisis, demuestra «la frescura y vigor» de las cofradías porque «la Semana Santa somos nosotros».

Un nosotros que excedía el límite de las cofradías ya que, como señaló Javier Menéndez, en la «escenografía de la Semana Santa» encontramos todo el catálogo de sentimientos y vivencias humanas: dolor, sufrimiento, sacrificio, lealtad, traición, temor, miedo, arrepentimiento, envidia, celos, perjuicios, compasión, amor y, sobre todo, esperanza. «Es una lección de vida, un crisol de la condición humana», sentenció Ferré.

El pregonero cerró su intervención reflexionando sobre el futuro de la Semana Santa. Invitó a apartar «a oportunistas y personalismos», apelando al trabajo conjunto «y a lo largo de todo el año, a la labor de parroquias, cofradías, medios de comunicación e instituciones».

«La Semana Santa es de Avilés»

La homilía de Alfonso López, párroco de San Nicolás, también incluyó una reflexión sobre la Semana Santa avilesina. Elogió el trabajo conjunto de las cofradías que gracias a su esfuerzo «salvaron la Semana Santa». El párroco destacó que las celebraciones «pertenecen al pueblo de Avilés, no son de nadie».

Alfonso López habló de la importancia de la Semana Santa para los creyentes. «No podemos vivir sin ella, pero no es una lata para abrir una vez al año, sino que debemos respirarla cada día», agradeciendo el esfuerzo de aquellos cofrades que, en los años 70 y primeros ochenta evitaron su desaparición. Pero también tuvo palabras de reconocimiento a las actuales directivas que cesarán en breve y su trabajo en años pasados. El párroco emérito, Ángel Garralda, elogió el pregón de Ferré destacando que «le ha salido del corazón».

Tras la celebración eucarística, la Cofradía de Jesusín de Galiana, que este año coordina la junta de hermandades, obsequió a las fuerzas de seguridad, Javier Menéndez Ferré, José María Martínez, 'Chema', organista de la celebración y las cofradías. Su patrón mayor, Saturnino Paniagua Pérez, les entregó una reproducción de la Capilla de San Roque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos