Semana Santa | La Resurrección cierra las procesiones

Mucho público nuevamente para seguir la última procesión de la Semana Santa avilesina. / PATRICIA BREGÓN
Mucho público nuevamente para seguir la última procesión de la Semana Santa avilesina. / PATRICIA BREGÓN

El temporal suspende en Viernes Santo la salida de La Soledad y afecta al Santo Entierro

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El mal tiempo vaticinado para el fin de semana deslució la recta final de la Semana Santa en Avilés, especialmente en Viernes Santo, con una ciudad llena de turistas para seguir las procesiones.

Así, la lluvia y el frío afectaron a las dos procesiones del Viernes Santo: el Santo Entierro y La Soledad. Después del sermón del Desenclavo, a cargo del sacerdote José Antonio González Montoto, director de la Casa Sacerdotal de Oviedo y, entre 2009 y 2017 párroco de Santo Tomás de Cantorbery, la Cofradía del Santo Entierro inició su recorrido por el centro de Avilés. Sin embargo, al poco de iniciar la estación penitencia, comenzó la lluvia y el frío, afectando al recorrido.

Peor parte se llevó la procesión de La Soledad, que, a causa de la lluvia y el viento, limitó su recorrido a ir desde la iglesia de Santo Tomás al patio de la casa parroquial. Aunque los cofrades habían protegido las figuras con plásticos, el clima provocó que se suspendiese la procesión.

De esta manera, los fieles se perdían momentos tan emotivos como el rezo de la Salve marinera en la plaza de El Carbayo o la Salve en la plaza de La Merced. Francisco Blanco Martín, provincial de los Misioneros de los Sagrados Corazones, pronunció su sermón en el interior del templo de Santo Tomás.

Ayer, sábado, las cofradías de San Pedro, La Soledad y La Borriquilla protagonizaban la procesión de la Resurrección. Después de una mañana con ratos de lluvia, la noche concedía un respiro y los cofrades derrotaban al frío. Cada una de las tres cofradías salía de su sede parroquial poco después de las diez de la noche para encontrarse en la plaza de La Merced.

Una vez que las tres se encontraban, Ángel Fernández Llano, rector de San Antonio de Padua, pronunció un breve sermón. A partir de ahí, procesionaron hasta la plaza de Camposagrado donde se realizó la ceremonia de despedida y, posteriormente cada hermandad regresó a su lugar de origen.

Lo inhóspito de la noche y los ratos de lluvia no evitaron que cientos de personas acudiesen a contemplar a las hermandades. Al igual que durante la jornada del Viernes Santo, la presencia de numerosos turistas fue una tónica destacada.

Con todo, las celebraciones de la Semana Santa no terminaron ayer sábado. Hoy domingo, todas las parroquias celebrarán el Primer domingo de Pascua. El próximo domingo, ocho de abril, la misa de la una de la tarde en Santo Tomás de Cantorbery, acogerá la Misa de acción de Gracias de todas las cofradías por la celebración de la Semana Santa.

Por su parte, el portavoz municipal del Partido Popular, Carlos Rodríguez de la Torre, lamentó ayer que el tiempo «no hubiese acompañado» los recorridos penitenciales, pero ello no impide «que la Semana Santa avilesina se haya consolidado como una de las principales del norte de España».

Por este motivo, reivindicó que el Ayuntamiento «iniciase las gestiones para que sea declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional», anunciando que el PP lo defendería. También censuró al equipo de gobierno por no tener una «mayor presencia institucional» en las actividades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos