«Los sesenta y la canción francesa fueron extraordinarios en lo musical»

Isaac Turienzo, ensayando ayer en el SantaCecilia.
Isaac Turienzo, ensayando ayer en el SantaCecilia. / PATRICIA BREGÓN
Isaac Turienzo

El músico de jazz y la cantante Ana Nebot protagonizan hoy el concierto 'Una Noche en París', un el SantaCecilia

C. DEL RÍOAVILÉS.

Isaac Turienzo disfruta de cada regreso a Avilés, la ciudad en la hizo sus primeros bolos. Consagrado como pianista y músico de jazz, hoy actúa con la soprano ovetense Ana Nebot en un club que para él ya es «de culto». A las nueve, en el Santa Cecilia, conducen un viaje musical por la 'canción francesa' con Miguel Herrero a la batería y David Casillas, al contrabajo.

-¿Qué sonará esta noche?

-Un repertorio de la 'chanson française' de época de intérpretes como Edith Piaf o Yves Montand, entre otros. Temas como 'La Vie en Rose' o 'No me quitte pas', que aunque es belga pertenece a ese movimiento. También bossa-nova en francés con 'Aguas de marzo', un homenaje al París del barrio Latino, 'Zou Bisou Bisou', el tema de Mad Men que canta la coprotagonista, y acabaremos con 'I love Paris'.

-A oídos de un español, el francés es un idioma muy musical. ¿Su música también?

-Súper musical porque pertenece a los sesenta, que fueron unos años musicalmente extraordinarios, que hundían sus raíces directamente en los cincuenta, que para mí una de las etapas más cultas de la música popular. Fue la época de Sinatra, de Tony Bennet y de las grandes bandas en vivo. No como en los sesenta, cuando se consolidaron los grupos con cuatro guitarristas que con cuatro acordes hacían un tema. La música de los cincuenta es muy elaborada y muy rica.

-Usted arregla esas canciones para llevarlas al jazz. ¿Qué transformación sufren? ¿Cómo suenan?

-Las cambio casi totalmente. En todas está presente el jazz, pero no hay que olvidar que París es uno de los grandes centros mundiales de este género. Se aficionaron cuando los americanos liberaron París y por la capital francesa pasaron las grandes estrellas. Ella Fitzgerald, Louis Armstrong o Miles Davis, por citar solo algunos. Fueron una parte importante de la revolución intelectual, en un contexto en el que tampoco se puede olvidar la marca de la revolución estudiantil. En aquella época era imprescindible escuchar jazz. A mí París me suena a jazz. Aunque la canción francesa tiene otro tipo de arreglos. Siempre hay algún toque en el que se detecta mucha calidad y se nota que los músicos tocan muy bien.

-Ese ambiente que acaba de recrear encaja muy bien con la sala en la que va a actuar, el SantaCecilia.

-Sí, es como si se reprodujera la misma atmósfera. Es curioso porque ahora actúo generalmente en teatros. Hace veinticinco años que no hago clubs y no tengo pensado hacerlos. Es cierto que en Lisboa actué en el Hot Clube, pero es un local muy reconocido.

-¿Entonces hace una excepción en Avilés?

-Sí, pero el SantaCecilia ya es un club de culto. Manolo Egocheaga es un gran amigo mío, que hace tiempo que insiste. Entre él y (el promotor) Béznar Arias, me han convencido. Nuna me olvido de mis primeras sesiones en el Don Floro, allá por 1983.

-¿Hay canciones en las que lo más destacable es el giro hacia el jazz y en otras la interpretación Nebot?

-Sí, posiblemente así sea. Tete Montoliu, que era muy exagerado, decía que con los arreglos decimos a los autores cómo tiene que ser el tema, pero yo creo que cada uno pone su granito de arena. Ana Nebot es soprano, pero aquí canta con voz popular. En algunas ocasiones saca la voz, sobre todo cuando nos quedamos solos ella y yo en algún final o introducción y sí, ciertamente, suena sobrecogedor.

-¿Alguna canción del repertorio por la que sienta una especial predilección?

-Sí, tengo una versión particular de 'Bésame mucho', que es en tres por cuatro, como si fuera un vals, una danza que representa el amor. Me han dicho que en Canadá se estudia en alguna facultad de jazz porque es muy original.

-¡Menudo orgullo!

-(Risas) Bueno, me pilla todo en una edad en la que el orgullo no tiene tanta importancia. Prefiero que la efectividad y la eficiencia vayan subiendo.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos