Una situación excepcional que recuerda episodios del pasado

F. B. AVILÉS.

La situación de embargo judicial del 'Severnaya Zemla' es excepcional y apenas se recuerdan antecedentes similares en el puerto avilesino. La última crisis se vivió hace dos años, cuando el armador se desentendió durante varias semanas del mercante 'Lyubov', con catorce tripulantes.

Este barco había llegado en diciembre de 2015 con un cargamento de fertilizantes, que desembarcó sin problemas. Sin embargo, los retrasos en los pagos a la tripulación y deficiencias en el buque impedían su salida. Conforme pasaron los días, la situación se enquistó y el armador cortó la comunicación con el consignatario. De esta manera, la tripulación quedaba desatendida.

La asamblea comarcal de Cruz Roja facilitó alimentos y atención médica. Después de varias semanas de angustia la situación se resolvía y el barco regresaba a la mar en febrero de 2016 con un cambio de propiedad por el medio y la intervención del sindicato ITF.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos