La solidaridad avilesina llegará a cuatro pueblos de Senegal de la mano de Viajeros del Mundo

La preparación de los medicamentos que viajarán con el grupo a Senegal. / LVA
La preparación de los medicamentos que viajarán con el grupo a Senegal. / LVA

Una veintena de profesionales avilesinos y de otras zonas de Asturias llevan material a los colegios del país africano

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

Lo que comenzó siendo un pequeño viaje casi de amigos se ha convertido en un gran proyecto solidario gracias a la generosidad de los avilesinos y también del resto de asturianos. José Ramón Silva empezó a organizar hace varios meses un viaje para conocer Senegal, un proyecto que tenía en mente hacía tiempo y al que pronto se unieron una veintena de personas más, la mayor parte de ellas avilesinas. El próximo jueves partirán hacia Dakar para iniciar una aventura solidaria que llegará a cuatro pueblos y que «en algunos momentos nos ha desbordado», explica el organizador, que ha creado la asociación Avimun (Amigos Viajeros del Mundo) para poder dar forma legal a toda la solidaridad recibida y que ahora viajará al país africano.

Comenzaron colocando huchas para recoger fondos con la intención de llevar a Senegal toda la ayuda posible y abrieron una cuenta con el mismo fin, pero tanta fue la solidaridad que pronto surgió la necesidad de crear una asociación para darle forma al proyecto y que los fondos fueran controlados por las personas que colaboran con el mismo.

El entusiasmo de médicos, enfermeras, profesores, cocineras y otros profesionales que viajan les llevó a buscar también la solidaridad a través de otros medios y encontraron enseguida el lado humano de muchas personas de forma individual, pero también se empresas y distintas instituciones. La Sociedad Deportiva Navarro Club de Fútbol, el Sporting, el Real Oviedo, la Fundación EDP, colegios y hasta una empresa argentina fueron realizando sus aportaciones en forma de material que fueron acumulando en la nave de la empresa Cusan en el PEPA, que también colaboró desinteresadamente.

Tanto fueron recibiendo que el viaje tuvo que cambiar su infraestructura. De un autobús pequeño para viajar por el país se pasó a uno de mayor dimensión que pueda llevar todo el material que viajará con ellos. Incluso en algún momento se pensó en fletar un avión, pero las cifras no salían, ahí la solidaridad de las compañías no fue tanta.

Finalmente optaron por ordenar el material médico, escolar y deportivo y enviarlo al país africano en un contenedor para que esté allí en el momento en que lleguen. Salió hace semanas vía puerto de Valencia y esperan encontrarlo en suelo senegalés. Porque esa fue otra de las 'aventuras' de este viaje, contactar con la embajada de Senegal en Madrid en busca de asegurar que el material va a estar allí y que será todo para las poblaciones que visiten sin tener que pagar ningún 'peaje'.

Confían en que así será. Sus iniciativas en busca de fondos para conseguir llevar todo lo posible al país que visitan fueron más. Vendieron camisetas para recaudar dinero y también propusieron apadrinar muebles y han contactado en la zona con un carpintero que los está construyendo para las escuelas que visitarán. También tienen previsto adquirir en Senegal material pesado que no transportarán desde Avilés como por ejemplo las ollas en las que cocinarán para los habitantes de los distintos poblados.

Porque esa es la intención de estos viajeros del mundo, llegar a las poblaciones, en donde ya han establecido contactos con médicos y profesores, y poder celebrar con ellos la llegada del material escolar, las medicinas y otras cosas fundamentales para ellos con una comida en la que prevén incluir algún plato tradicional asturiano y español, «a ver qué pasa, a ver si les gusta».

Todos los que han participado en este proyecto ha podido aportar sus logotipos, fotografías personales y lo que quieran porque la intención de los viajeros es que los senegaleses puedan saber que no solo ellos han hecho posible esto, sino que hay mucha más gente detrás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos