«La sostenibilidad medioambiental va a ser una constante en el desarrollo del puerto»

Santiago Rodríguez Vega, en su despacho con una de las zonas logísticas del puerto de Avilés al fondo. / MARIETA
Santiago Rodríguez Vega, en su despacho con una de las zonas logísticas del puerto de Avilés al fondo. / MARIETA
Santiago Rodríguez Vega - Presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés

«En los últimos años se han realizado grandes esfuerzos y la situación ha mejorado de forma notoria, pero es cierto que aún no lo suficiente»

J. F. GALÁN AVILÉS.

Se han cumplido cinco años desde el nombramiento de Santiago Rodríguez Vega como presidente de la Autoridad Portuaria. El exalcalde de Avilés analiza en esta entrevista la situación actual del puerto y sus perspectivas de futuro a la vez que subraya los avances que, asegura, se han alcanzado para reducir el impacto medioambiental que genera la actividad.

-¿Qué balance hace del actual ejercicio?

-La actividad portuaria es la prevista, tanto por volumen de mercancías como por su tipología. Los tráficos están vinculados al sector industrial asturiano, lo que confiere estabilidad.

-El esfuerzo inversor ha sido inferior al de los precedentes.

-Una vez concluidas las grandes obras de infraestructuras, fundamentalmente en la margen derecha, las inversiones se han concentrado en mantener las existentes, acondicionar las más antiguas, reordenar espacios, mejorar sistemas internos e implantar nuevas tecnologías

-¿Se refiere al 'puerto inteligente'?

-Sí, entre otros. Es un sistema que agilizará y mejorará la eficiencia de los procesos portuarios en el que se va a seguir trabajando intensamente durante los próximos años.

-¿Y en materia medioambiental?

-Las que estaban previstas, principalmente en relación a reforzar la protección de acopios de graneles con nuevos apantallamientos y la reubicación de los ya existentes y a mejorar los sistemas de riego y los protocolos de operaciones, tanto los propios como los de operadores que trabajan en el puerto, que igualmente están haciendo un gran esfuerzo. Ahora se va a instalar una pantalla vegetal a lo largo de todo el perímetro portuario. Las mejoras medioambientales forman parte de la actividad inversora y del gasto ordinario de la Autoridad Portuaria, y va a seguir siendo así.

-El puerto sigue en el punto de mira de los colectivos ecologistas.

-En los últimos años se han realizado grandes esfuerzos y las cosas han mejorado de forma notoria, como reconocen los propios ecologistas y los colectivos vecinales del entorno. La sostenibilidad es una condición imprescindible a la hora de planificar la actividad portuaria y no solo por motivos medioambientales, también de viabilidad. Si no cuidamos el medio ambiente, no seremos un puerto de futuro.

-Pese a todo, la estación del matadero sigue registrando valores superiores a los topes permitidos.

-Está donde está, y sus registros también se ven afectados por la intensa actividad industrial del entorno. Con todo, es cierto que pese a las medidas adoptadas por el puerto en los últimos años no han mejorado lo suficiente. Estamos analizando por qué es así para ver qué podemos hacer para que desciendan de forma considerable. La mejora medioambiental va a ser una constante.

-¿Para cuándo la ampliación del muelle de Raíces Viejo?

-Hay un anteproyecto, un estudio para alinearlo con el de Raíces Nuevo y ganar así calado y superficie en tierra, pero la obra aún no figura en el plan de inversiones. Es posible que se apruebe el próximo año para comenzar los trabajos a partir de 2019.

-¿Y la rampa ro-ro?

-Es otra posibilidad estratégica de cara al futuro, por si surgen tráficos que la justifiquen. Si se abriesen perspectivas sólidas se instalaría y en caso contrario seguiría aplazándose. Hay que tantear las posibilidades de incorporarse a nuevos mercados que ahora mismo no tenemos, pero al mismo tiempo las inversiones tienen que basarse en la viabilidad y en los tráficos para no embarcarse en proyectos inútiles.

-Los graneles, fundamentalmente blenda y carbón, suponen más de la mitad de los tráficos.

-Somos lo que somos y estamos donde estamos. Avilés es un puerto vinculado a la industria y nuestra obligación consiste en cuidar de nuestros clientes e intentar crecer en mercancía general sin renunciar a lo que ya tenemos.

-¿Entre esas posibilidades de futuro figuran los contenedores?

-Es un terreno en el que no podemos competir con Gijón. Sería absurdo, un desastre para Avilés y para Asturias.

-¿Hay competencia con El Musel?

-Los tráficos están muy distribuidos. Arcelor trabaja con los dos, y Asturiana de Zinc, dada su ubicación, lo hace exclusivamente con Avilés. Es nuestro principal cliente. Entre la importación de blenda y la exportación de ácido sulfúrico y zinc supera ampliamente el millón de toneladas anuales.

-Los tráficos anuales rondan los cinco millones de toneladas. ¿Se puede mejorar?

-Si crece la actividad industrial de nuestro entorno e incorporamos nuevos tráficos podríamos aproximarnos a los seis millones, pero en este momento no cabe esperar un crecimiento espectacular.

-¿Los tráficos de la margen derecha cumplen las expectativas?

-Aunque se diseñaron para graneles están dando un gran servicio a la nueva industria que se ha asentado en su entorno. Sin esos muelles tal actividad y el empleo que genera no serían posibles.

-¿Se vislumbra una tercera fase?

-No está programada. La capacidad instalada es suficiente para atender las necesidades actuales, pero si fuese necesario se acometería.

-¿Permitirá captar nuevos clientes el enlace de los muelles de la margen derecha con la red ferroviaria?

-Abrirá nuevas oportunidades de negocio que tenemos que explorar. No es que ahora mismo haya alguien esperando, pero en su momento habrá tráficos que se justificarán por el mero hecho de tener la capacidad de mover por tren la mercancía desde el propio muelle. Es más, aunque Arcelor realiza sus operaciones en los muelles que tiene concesionados es muy posible que por cuestión de calados en un futuro más o menos cercano traslade parte de ellos al muelle de Valliniello.

-¿Entre ellas abrir una línea regular?

-Lo ideal para un puerto es tener líneas regulares. Gijón lleva mucho tiempo trabajando con la autopista del mar pero Avilés, por sus características, lo tiene más complicado. Eso no quita que en algún momento también pueda ofrecer servicios en ese sentido.

-También estaba previsto duplicar la longitud del espigón de San Juan.

-Es un proyecto del Ministerio de Medio Ambiente en el que participan Puertos del Estado y la Autoridad Portuaria de Avilés para garantizar que la actividad portuaria no afecte a la playa de Salinas-San Juan.

-Algunos expertos establecen una relación directa.

-Los movimientos de arena son el resultado de muchos factores, entre ellos los cambios físicos en la fachada marítima realizados por la mano del hombre a lo largo de las últimas décadas. El puerto es uno de ellos, pero ni mucho menos el único, por lo que no creo que señalarlo como causa principal sea acertado ni tampoco justo. La realidad es que en los últimos dos años no ha sido necesario realizar dragados en el canal de entrada.

-¿Está previsto alguno a corto o medio plazo?

-No, salvo los de mantenimiento.

-¿Hay algún proyecto para la explanada de San Juan?

-Aunque forma parte del dominio público portuario esa zona está catalogada para uso puerto-ciudad. A partir de ahí estamos dispuestos a colaborar con cualquier iniciativa que ponga sobre la mesa el Ayuntamiento de Castrillón.

-¿El espacio portuario disponible es suficiente o se necesita más?

-Con lo que hay ahora mismo tenemos capacidad para atender nuestras necesidades e incluso para llegar hasta los ocho o nueve millones de toneladas. A partir de ahí, hay un convenio que prevé comprar los terrenos de El Estrellín cuando la cantera se agote, en un principio en los primeros años de la próxima década. Será la última ampliación del puerto. Entonces ya no habrá posibilidad de ganar terreno y la única manera de crecer será aprovechando al máximo el disponible.

Más noticias

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos